Publicado 25/04/2021 10:22CET

Desmantelan cinco puntos de venta de droga en la "zona cero" del Cabanyal y detienen a seis personas

Agentes de la Policía Nacional
Agentes de la Policía Nacional - POLICÍA NACIONAL

VALÈNCIA, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido en el distrito de Marítimo de València a dos hombres y cuatro mujeres de entre 27 y 51 años como presuntas autoras de un delito de tráfico de drogas y han desmantelado cuatro domicilios y un almacén que se usaban como puntos de venta de drogas al menudeo para comercializar cocaína, hachís y marihuana. Se trataba de cinco de los puntos de venta de sustancias estupefacientes más importantes de la conocida como "zona cero" del Cabanyal.

Las investigaciones comenzaron en el mes de febrero, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que en un punto concreto de esta zona de València había un continuo trasiego de personas que parecían consumidoras durante las 24 horas del día. Además, los agentes ya habían intervenido en varias ocasiones en esa zona tras ser alertados de peleas, ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

Los agentes establecieron un operativo con múltiples vigilancias y seguimientos debido al modus operandi usado por los sospechosos para detectar y evitar la presencia policial. Durante las investigaciones descubrieron que los presuntos traficantes usaban sus domicilios para vender la droga, así como un almacén situado a escasos metros de los puntos de venta para guardar las sustancias estupefacientes y el dinero recaudado de la venta e ir aprovisionándose cada pocas horas y así evitar tener grandes cantidades.

Los detenidos tenían las tareas repartidas, de forma que en los domicilios siempre se encontraba una persona que suministraba la droga a los compradores y, a su vez, otra en las calles aledañas para dirigir los consumidores y avisar a los vendedores de la posible presencia policial. Además, en alguna ocasión llegaron a lanzar la droga por la ventana a los compradores previo pago a otra persona.

Finalmente, el dispositivo ha culminado con cuatro registros simultáneos en los domicilios donde se desarrollaba la actividad ilícita, gracias al factor sorpresa empleado por los agentes a fin de evitar que los ahora detenidos se deshicieran de las sustancias.

La Policía Nacional ha incautado 32,8 gramos de hachís, 1,7 gramos de cocaína, 27,4 gramos de marihuana, 717 euros en efectivo, cuatro básculas de precisión, anabolizantes, sustancias usadas para el corte de la droga, un teléfono móvil y un puño americano.

A pesar de la especialización de los arrestados, los agentes han desarticulado los cinco de los puntos de venta de droga al menudeo más importante de la zona.

La investigación ha finalizado con la detención de seis personas, todas ellas con antecedentes policiales, como presuntas autoras de un delito contra la salud pública. Los arrestados han pasado a disposición judicial.

Contador