Publicado 23/07/2021 11:03CET

Detenido en Torrevieja dos veces en una semana por diez robos en locales, bares y restaurantes

Detenido en Torrevieja dos veces en una semana por diez robos en locales, bares y restaurantes
Detenido en Torrevieja dos veces en una semana por diez robos en locales, bares y restaurantes - GUARDIA CIVIL ALICANTE

ALICANTE, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido en Torrevieja (Alicante) a un hombre de 48 años dos veces en una semana como presunto autor de diez delitos contra el patrimonio en el interior de locales comerciales, bares, restaurantes y tiendas de 24 horas.

El ladrón entraba en establecimientos de los que se llevaba la recaudación o los botes de las propinas. Primero fue sorprendido 'in fraganti' y se le relacionó con cuatro delitos, tras lo que una semana después fue arrestado por otros seis e ingresó en prisión.

Esta investigación arrancó a primeros de julio, cuando se detectó un aumento exponencial en los delitos contra el patrimonio cometidos en establecimientos comerciales de Torrevieja, informa el instituto armado.

En todos estos robos había un nexo común basado en forzar con un destornillador o un arma blanca los sistemas de protección de los locales para después romper las ventanas o las puertas de acceso. Una vez en el interior, sustraía la caja registradora, el bote de las propinas o bebidas alcohólicas.

SE TAPABA LOS TATUAJES CON SERVILLETAS

Para evitar ser reconocido, el sospechoso utilizaba gorras, la mascarilla, guantes y servilletas anudadas en partes del cuerpo donde tuviera tatuajes visibles. En solo una semana llegó a cometer hasta diez delitos de robo o hurto, cinco de ellos en una misma noche, lo que alarmó a los hosteleros de la zona.

El pasado 9 de julio, una patrulla lo sorprendió 'in fraganti' en compañía de un menor de edad, cuando ambos pretendían cometer un robo en el interior de un establecimiento hostelero a altas horas de la madrugada. Entonces fue arrestado por dos delitos de robos con fuerza en las cosas y otros dos de hurto, tras lo que quedó en libertad.

No obstante, a la semana siguiente, el 15 de julio se solicitó el registro de su domicilio y allí se hallaron numerosos indicios de que era el autor de otros seis delitos contra el patrimonio, después de que los agentes recibieran nuevos avisos.

Los efectos que hallaron en la vivienda eran los que había usado en los robos, como un bolso tipo bandolera donde guardaba las herramientas para forzar las rejas, puertas y cajas registradoras, un gorro tipo boina, rodilleras con las que se tapaba los tatuajes, tres gorros de lana y unas zapatillas deportivas. Todos los objetos se pusieron a disposición judicial.

Tras esta segunda detención se decretó el ingreso en prisión del ladrón, aunque no se descarta la imputación de nuevos delitos porque la Benemérita continúa estudiando varias denunciadas presentadas por hosteleros de la localidad y propietarios de otro tipo de establecimientos.