Actualizado 15/01/2012 19:20 CET

La Emshi podría tener que pagar una sanción de más de 17 millones por el "fraude" de Emarsa en el IVA

VALENCIA, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz socialista en la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (Emshi), Ramón Marí, ha revelado que este organismo podría tener que hacer frente a una sanción de más de 17 millones de euros por el "fraude" de Emarsa, gestora de la depuradora de Pinedo, en las liquidaciones del IVA de 2006 a 2009, cuando dedujo este impuesto a empresas que no realizaron los servicios o incorporó deducciones por regalos, viajes y restaurantes no deducibles.

Así lo ha manifestado en un comunicado Marí, quien ha detallado que Hacienda ya le ha impuesto una sanción por valor de 500.000 euros por no presentar el Impuesto de Sociedades de Emarsa, y ha agregado que, además, tendrá que devolver a Hacienda 2,4 millones de euros defraudados por la depuradora y se enfrenta a una sanción de otros 14,4 millones de euros, lo que suma en total más de 17 millones.

El socialista ha lamentado que este dinero "tendrá que salir de los recibos del agua de los vecinos y vecinas o de las arcas de unos consistorios prácticamente arruinados por la crisis y los impagos del Consell".

Marí ha explicado que el informe de la Agencia Tributaria incorporado a la causa que tramita el juzgado de Instrucción número 15 de Valencia señala que las liquidaciones de IVA de 2006 a 2009 se basan en facturas no deducibles correspondientes a tres grupos.

En primer lugar, ha continuado, "la Agencia Tributaria explica que Emarsa dedujo incorrectamente el iva de las cantidades abonadas a la trama de empresas de lodos que hincharon los precios; en segundo lugar lo hizo a empresas que en realidad no realizaron los servicios o suministros, y, por último, dedujo gastos de regalos, viajes y restaurantes que no son deducibles".

El dirigente socialista ha recordado que según el informe de Hacienda reproducido en el auto de 3 de enero de 2012, las cantidades defraudadas por Emarsa fueron 587.986,90 euros (2006), 810.881,34 euros (2007), 573.481,01 euros (2008) y 422.481,01 euros (2009), lo que suma un total de 2,4 millones de euros.

El informe alude al artículo 305 del Código Penal que castiga "con pena de prisión de uno a cinco años y multa del tanto al séxtuplo de la citada cuantía" a quienes por acción u omisión defrauden a la Hacienda Pública estatal excediendo la cantidad de 120.000 euros.

"Hacienda entiende que es la Entidad Metropolitana, que era la propietaria al 100 por cien de Emarsa y además ha actuado como su liquidadora, la que debe correr con la sanción", ha indicado Marí, que ha subrayado que esto es algo "extraordinariamente grave por el prejuicio económico que provocará en los consistorios de Valencia y el área metropolitana".

"HUBIERA SIDO RENTABLE"

Marí ha recordado que esta sanción de más de 17 millones de euros "deberá sumarse a los 17 millones de agujero que dejó Emarsa cuando fue disuelta, y a los más de 40 millones que en el periodo en el que (Enrique) Crespo fue presidente se gastaron sin justificación en una empresa que hubiera podido ser perfectamente rentable bien gestionada".

El también alcalde de Albal y diputado provincial ha subrayado que "el PP es el único responsable de esta situación". "Fabra y el PPCV son los que han llevado a la quiebra y la ruina a la Generalitat Valenciana, tras los últimos 16 años de exceso, despilfarro y corrupción que ahora quieren que paguemos todos los valencianos".

Por último, Marí ha acusado a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, de "no dar la cara, como Fabra" y al presidente del PP de Valencia, Alfonso Rus, de "empeñarse en mantener el cadáver político de Enrique Crespo, que muy probablemente terminará en prisión por los numerosos delitos de los que se le acusa".