Publicado 18/02/2015 15:27CET

Entidades sociales y vecinales piden planes de emergencia para evitar muertes por frío y rechazo a los pobres

Concentración contra las muertes por frío y la aporofobia en Valencia
EUROPA PRESS

VALENCIA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Mesa d'Entitats de Solidaritat amb els Inmigrants, junto con otras asociaciones de carácter social y vecinal, han exigido este miércoles al Ayuntamiento de Valencia, a la Generalitat y al Gobierno central "la puesta en marcha inmediata de planes operativos de emergencia para los meses de invierno que acaben con la muerte de personas" por frío, así como la adopción de medidas para acabar con la aporofobia, el miedo que se siente hacia la pobreza o los pobres.

Así, se recoge en el manifiesto que representantes de estas entidades han leído durante la concentración celebrada este mediodía frente al Ayuntamiento de Valencia en contra de las muertes por frío y de la aporofobia. Este acto ha contado también con el respaldo de Movimiento contra la Intolerancia, la Associació de Veïns i Amics de la Malva, la Asociación de Vecinos Cabanyal-Canyamelar y la Plataforma Salvem el Cabanyal. Tras la concentración las entidades han entregado este texto al consistorio por registro de entrada.

Igualmente, los participantes en esta convocatoria, reunidos tras una pancarta con el lema 'Migrar és un dret. No ho faces un problema', han pedido a las administraciones local, autonómica y central que como "garantes del bienestar social" y atendiendo a su "obligación de posibilitar el acceso a derechos de la ciudadanía" destinen "presupuesto suficiente" para generar recursos públicos" que pongan fin a la exclusión social y a las situaciones de personas sin hogar que padecen "miles" de ciudadanos en Valencia.

Con esta concentración, como indica también el manifiesto que se ha leído, se han condenado "los deplorables hechos que han tenido como consecuencia la muerte y las agresiones de personas de especial vulnerabilidad, personas excluidas del sistema social" a las que "no se les aseguran los derechos básicos" en Valencia.

Las entidades participantes han recordado de este modo a Lukas R., un ciudadano polaco que falleció en enero "por el abandono institucional y la falta de sensibilidad social" ante la "problemática" de las personas sin hogar; a Santiago L. y a Julio M., que murieron a principios de febrero "como consecuencia del frío y de la pobreza". Asimismo, han aludido a las agresiones sufridas por otras dos personas sin techo José y María Ángeles recientemente.

"RESPONSABILIDADES POLÍTICAS"

A este respecto, Ana Fornés, representante de Valencia Acoge --miembro de la Mesa d'Entitats de Solidaritat amb els Inmigrants-- ha explicado que el acto de este miércoles se ha programado ante "la perplejidad de lo sucedido este último mes en Valencia", con "tres muertes pro frío y dos agresiones por aporofobia". "No podemos permitir que en la ciudad de Valencia, en la sociedad del siglo XXI haya gente que esté excluida por falta de voluntad política. Hay responsabilidades políticas que tienen que ponerse sobre la mesa", ha afirmado.

Los asistentes a la concentración han resaltado las acciones llevadas a cabo por la Mesa d'Entitats de Solidaritat amb els Immigrants para "impulsar ciertas medidas mínimas de protección de las personas migrantes y vulnerables" que viven en la calle y han lamentado que la administración no haya dado "ninguna respuesta efectiva" a ello.

Entre esas iniciativas han apuntado que "durante el invierno no haya ninguna persona, incluidos los temporeros, que tenga que dormir en la calle porque no exista ninguna plaza disponible en los albergues"; que en Valencia se ponga en marcha la 'Operación Frío' "no sólo sobre el papel sino de una forma real y efectiva"; que se cree en esta ciudad un albergue de baja exigencia y de un albergue para familias.

POBREZA ENERGÉTICA

Del mismo modo, los participantes en la concentración han apelado, como señala el manifiesto y ha apuntado Fornés, al derecho a la vivienda, recogido en la Constitución pero "inaccesible para un número cada vez más grande de población", al tiempo que han alertado del crecimiento de la pobreza energética, "que afecta al 26 por ciento de los hogares valencianos", y han asegurado que "la exclusión social está directamente relacionada con el racismo y la discriminación".

Las entidades que han convocado la concentración han censurado "la falta de programas sociales que protejan y aseguren el acceso a los derechos sociales de todas las personas"; "la especial desidia ante las personas migrantes y no migrantes, que esclavas del trabajo agrícola son excluidas del acceso a la protección social"; "el tratamiento indigno que las administraciones brindan a las personas pobres"; "la falta de viviendas sociales y de acceso a la vivienda como problema endémico en la sociedad española", y la "falta de recursos y de programas de atención social de baja exigencia".

Para leer más