Actualizado 24/03/2022 13:51

La Generalitat elimina todas las restricciones salvo la prohibición de fumar en terrazas y la mascarilla en interiores

653336.1.260.149.20220324110112
Vídeo de la noticia
Varias personas en una terraza del Paseo de la Playa de la Malvarrosa - Rober Solsona - Europa Press

VALÈNCIA, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Comunitat Valenciana ha suprimido todas las restricciones relacionadas con el coronavirus excepto la prohibición de fumar en terrazas y la obligación de utilizar la mascarilla en interiores, una restricción de carácter estatal.

Así lo ha anunciado el president de la Generalitat, Ximo Puig, tras la Comisión Interdepartamental de este jueves, donde el president ha defendido que hay una nueva dinámica en la pandemia y que vamos caminando "en dirección a la normalización".

Como ha subrayado el president, este jueves se ha acordado levantar las limitaciones que aún afectaban a los sectores de hostelería y restauración, ocio y entretenimiento, cines, teatros o anfiteatros, actividades físicas y deportivas de carácter general, acontecimientos con alta concentracion de personas y festivales de música.

En todos estos espacios y actividades, por tanto, solo se aplicará la normativa general de uso de mascarilla todavía vigente en toda España, de manera que seguirá siendo obligatoria en interiores, en los medios de transporte público y en los acontecimientos multitudinarios al aire libre cuando los asistentes se encuentren de pie o sentados a menos de metro y medio.

Asimismo, también decae la obligatoriedad de disponer de pasaporte Covid para acceder a residencias y centros sociales.

Ximo Puig, ha señalado que, gracias a la "corresponsabilidad" ciudadana, "la Comunitat Valenciana está en las mejores condiciones para afrontar una nueva etapa" que "se ha de vivir con la máxima normalidad y con la máxima precaución".

Todos los indicadores valencianos muestran que se camina hacia la "normalización", con índices bajos de ocupación hospitalaria y un alto grado de inmunización, ha señalado Puig, que se ha referido también a que ya está vacunada el 93,7 % de la población mayor de 12 años.

No obstante, ha pedido "prudencia" a la ciudadanía, y ha señalado que el uso de la mascarilla ha permitido salvar vidas, por lo que ha señalado que, aun cuando pase en su momento a dejar de ser obligatoria, será "aconsejable" seguir utilizándola en determinados espacios.

Más información