Publicado 26/06/2020 14:19:42 +02:00CET

Oltra defiende el trabajo en servicios sociales ante el Síndic: "Queda mucho por hacer pero se ha avanzado mucho"

Mujer anciana en una residencia de mayores
Mujer anciana en una residencia de mayores - JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

VALÈNCIA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del Cosnell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha defendido este viernes el trabajo y progreso en servicios sociales en la Comunitat Valenciana en los últimos años, tras el informe del Síndic de Greuges, que en su Memoria de 2019 subrayaba que los retrasos para conseguir derechos o prestaciones reconocidas por las leyes --en Renta Valenciana de Inclusión; vivienda; atención a la discapacidad o a la dependencia; prestaciones de emergencia, sanitarias o de inclusión-- han sido las principales quejas de los ciudadanos.

La Sindicatura constaba que los plazos se exceden "de forma escandalosa, por acostumbrada" en asuntos "tan básicos" como la Renta Valenciana de Inclusión; vivienda; atención a la discapacidad o a la dependencia; prestaciones de emergencia, sanitarias o de inclusión. En concreto, el departamento de Oltra suma 1.349 quejas de las 2.475 recibidas por actuaciones de la administración autonómica.

Al respecto, en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, la consellera ha agradecido el trabajo de la Sindicatura, un "órgano estatutario esencial" y el "especial interés", "la extensión y cuidado con el que trata" los temas de servicios sociales en su informe, y ha defendido que en esta materia "queda mucho por hacer pero se ha avanzado mucho también".

Oltra ha reconocido que el informe ayuda a su departamento a mejorar al indicar por dónde van las quejas de los ciudadanos, y ha recalcado que se trata de unos temas que "siempre han sido olvidados" por lo que "está bien que se ponga al mismo nivel que otros sistemas de protección".

No obstante, ha apuntado que las quejas presentadas ante la institución sumaban 13.574 en total en 2015 y ahora son 4.528, una reducción "muy significativa que es por la mejora de la situación con la llegada del Botànic". En el caso de Servicios Sociales, ha hecho hincapié en que ha registrado 1.423 quejas, 679 menos que en 18 y 779 en dependencia, la mitad de las 1.535 de media registradas en los años 2011 a 2014.

"No queremos decir que no se tenga que mejorar; los primeros conscientes somos nosotros, pero miren la diferencia", ha indicado, para añadir que en junio de este año hay 95.186 personas en el sistema de dependencia, 53.000 más que en 2015, es decir, más que el doble.

Y en cuanto a destinatarios de la Renta Valenciana de Inclusión, a finales mayo había 54.375 personas en el sistema y se destina un presupuesto de 229 millones de euros frente a los 20 millones de 2015, con lo que el importe destinado a estas ayudas se ha multiplicado por diez.

"Queda mucho por hacer pero se ha avanzado mucho también, tanto que las entidades independientes que analizan las políticas sociales en los distintos territorios, como la asociación de directores de servicios sociales, reconocen el avance sin precedentes de la Comunitat Valenciana", ha concluido.

Contador

Para leer más