7 de junio de 2020
 
Publicado 22/05/2020 12:51:43 +02:00CET

El pleno del Ayuntamiento de Alicante aprueba de forma definitiva el presupuesto para este año por 262 millones de euros

Edificio consistorial de Alicante.
Edificio consistorial de Alicante. - EUROPA PRESS - Archivo

ALICANTE, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Ayuntamiento de Alicante ha aprobado este viernes de forma definitiva los presupuestos para 2020 por 262 millones de euros. El equipo de Gobierno --PP y Ciudadanos--, ha sacado adelante las cuentas tras la abstención de los dos ediles de Vox. PSPV, Compromís y Unides Podem han votado en contra.

La edil de Hacienda, Lídia López, ha defendido el presupuesto de "vital" para la ciudad y ha acusado a los grupos de la oposición de provocar un "retraso imperdonable" en su aprobación al introducir enmiendas. "Un retraso de mes y medio que lo que ha conseguido es alimentar sus 'egos' personales y perjudicar claramente a esta ciudad y a este ayuntamiento", ha dicho. "Han antepuesto sus intereses personales a los de la ciudad", ha mantenido.

Por su parte, la vicealcaldesa, Maria del Carmen Sánchez (Ciudadanos), ha mantenido que las cuentas permiten atender "las necesidades reales de las personas" y ha puesto en valor la reducción del IBI en un cinco por ciento.

Además, ha calificado el presupuesto de "valiosísimo" para poner en marcha los paquetes de ayudas para adaptarse a la situación.

El presupuesto ha salido avalado por los 14 votos de PP y Ciudadanos y la abstención de los dos ediles de Vox. Su portavoz, Mario Ortolá ha mantenido que su partido es el "único que se muestra leal", pero ha indicado que se trata de un voto ante la "emergencia". Por eso, ha sostenido que "el mayor reto" será el de las modificaciones de crédito.

FALTA DE DIÁLOGO

Por su parte, los tres partidos de izquierda han coincidido en apuntar a la falta de diálogo del equipo de Gobierno en la tramitación de las cuentas y han enfatizado la tardanza en elaborar las cuentas.

El edil socialista, Manuel Millana, ha precisado que buscan "la mejora de la situación de la ciudadanía" y ha recordado a Lídia López que es "obligación" del equipo de Gobierno plantear los presupuestos "en fecha" y que, por tanto, no se puede "tirar la culpa" del retraso a las alegaciones. "No somos culpables del retraso", ha aseverado y ha instado a la edil a iniciar la tramitación de las cuentas de 2021.

Ha hablado de cuentas con "falta de ambición ante los problemas estructurales" y los ha rechazado por "no ser una herramienta transformadora de los males que afectan a los ciudadanos y por su profunda indiferencia ante la pandemia y quienes confían en la política para no hundirse en la miseria".

Xavier López, portavoz de Unides Podem, ha tildado las cuentas de ser las "más antisociales" porque, a su juicio, olvida a "la gente, movimiento sociales, barrios, partidas, a todo el mundo".

Ha pedido "potenciar el talento" y crear una "ciudad amable" frente al "modelo de siempre". Ha denunciado que los vecinos que plantearon alegaciones no han recibido "una llamada o un correo" y ha estimado que "lo urgente no debió anular lo importante, el desmantelamiento de los servicios sociales es el tsunami que se lleva a su concejala", en referencia a Julia Llopis.

Ha opinado que Alicante "necesita un impulso" y ha anunciado que plantearan una modificación del IBI para que "si tienes más pagas más".

Finalmente, desde Compromís, Natxo Bellido, ha dicho que "llegar a mitad de año sin presupuesto es una pésima noticia para la ciudad, fruto de la ineficiencia, de la incompetencia y de no saber gobernar; pidan disculpas y dejen de reñir". Ha lamentado que no se aceptaran las aportaciones, hablado de presupuestos "pésimos" y ha afirmado que Vox es "la cómoda muletilla".

"TOMO NOTA"

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha asegurado, tras la votación, que toma nota de las peticiones de diálogo "y a lo que viene a continuación en unas circunstancias que estamos viviendo". "Tener presupuestos es una herramienta indispensable para seguir avanzando", ha destacado Barcala que ha afirmado que "el diálogo y el consenso es imprescindible para seguir avanzando".

Sobre los presupuestos, Barcala ha dicho que son unas cuentas "necesarias" e "imprescindibles" y como lo será "la próxima modificación de crédito" que partirá de un paquete de medidas de 13 millones de euros y para "todas las medidas sociales".

"Esa mano está tendida, el diálogo desde la Junta de Portavoces ha sido muy productivo; estoy satisfecho y agradecido", ha comentado y ha dicho que esa es "la prioridad" que es "superar esta crisis a nivel social y económico, porque el 'crack' que produce debe ser algo prioritario y en esa negociación, habrá cuestiones a las que habrá que renunciar".

Contador