Soriano (À Punt) justifica los bajos ingresos por publicidad y promete seguir "mientras sea necesario"

Publicado 26/11/2019 13:30:38CET
Enrique Soriano en una comparecencia en les Corts en imagen de archivo
Enrique Soriano en una comparecencia en les Corts en imagen de archivo - FLICKR CORTS - Archivo

El Consell Rector continúa con el apoyo de PSPV, Compromís y Podem

VALÈNCIA, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació (CVMC), Enrique Soriano, ha justificado los bajos ingresos por publicidad de À Punt y ha prometido seguir al frente del ente "con absoluta normalidad mientras sea necesario", cuando lleva cumplida la mitad de su mandato de seis años. También ha negado presiones políticas y ha defendido la "normalidad" en todos los cambios de cargos públicos.

Así lo ha afirmado en la comisión de radiotelevisión pública de Les Corts, donde ha comparecido a petición propia para defender que no es necesario el cese del Consell Rector de la Corporació como pidió la Sindicatura de Comptes. En sus informes de 2018, este órgano alertó de irregularidades en contratación y personal y concluyó que los consejeros debían cesar por los ingresos de publicidad del año pasado (816.352 euros), inferiores al 25% de la previsión anual (cuatro millones) como que estipula la ley de creación.

A pesar de esta recomendación, el Consell Rector seguirá adelante gracias al apoyo que le han dado este martes los grupos del gobierno del Botànic II (PSPV, Compromís y Unides Podem), mientras que la oposición (PP, Ciudadanos y Vox) ha rechazado su continuidad.

Tras la votación, Soriano ha celebrado el apoyo de la comisión, ha defendido la existencia de "causas justificadas" para no alcanzar la previsión inicial de ingresos por publicidad y ha reiterado su voluntad de "repensar" el modelo de radiotelevisión pública valenciana, "su sentido y futuro" y su estructura dividida entre la CVMC y la Societat Anònima de Mitjans de Comunicació (SAMC), "una responsabilidad que corresponde a Les Corts".

Sobre su continuidad como presidente, ha destacado que "lo esencial" es que À Punt ha alcanzado el objetivo con el que arrancó en junio de 2018, reconociendo que ha sido "un proceso mucho más complejo". Ha asegurado que la renovación de los cargos "entra dentro de la normalidad", como el de la nueva dirección del ente, convocada la semana pasada hasta finales de diciembre para relevar a la actual directora general, Empar Marco.

"Estaré como presidente de la corporación el tiempo que sea necesario, cumpliendo plenamente mis funciones hasta que deje de estarlo, y esa es la situación", ha recalcado a los periodistas en los pasillos, y ha remarcado que "dentro de la normalidad, todos los días se plantean muchas cuestiones", preguntado por si se ha planteado dejarlo. Ha pedido "no dar más importancia que la que tiene" y ha insistido en que lo prioritario es consolidar À Punt: "No hay que darle más vueltas, no tiene mayor misterio".

Respecto a si ha recibido presiones políticas para seguir en el cargo o no cesar todavía, se ha limitado a afirmar: "De momento no me han presionado mucho, para nada". También ha indicado que mantiene "conversaciones periódicas" con el Consell Rector y con Presidencia de la Generalitat, donde habla de "la necesidad de consolidar los medios de comunicación", sin confirmar si ha trasladado la petición al 'president', Ximo Puig.

"NO NOS SALTAMOS LA LEY"

Durante su intervención, el titular de la CVMC se ha centrado en defender que no hay motivos para el cese del Consell Rector, sin querer "poner en tela de juicio" a la Sindicatura de Comptes, y en justificar el incumplimiento de la previsión de ingresos por publicidad. "No estamos saltándonos la ley", ha enfatizado.

Ha apuntado varias causas: la bajada generalizada de la publicidad, la irrupción de plataformas de pago, la "ausencia de igualdad de armas" en el mercado español y las prácticas contrarias a la competencia por parte de cadenas privadas, poniendo como ejemplo la reciente sanción de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a Atresmedia y Mediaset.

También ha resaltado las "características singulares" de À Punt, que arrancó el año pasado tras cinco años de ausencia de medios públicos en la Comunitat, "un importante obstáculo para que los anunciantes tuvieran conocimiento". A esto ha sumado la transformación del mercado publicitario desde la extinta RTVV y el proceso "complejo" de compra de contenidos, contratación de personal y renovación de instalaciones.

Otros motivos que ha expuesto son que las campañas institucionales de interés público son contabilizadas como publicidad, algo que no tuvieron previsto al inicio, y sobre todo que la medición de audiencias por parte de Kantar Media se inició cuatro meses después, en octubre de 2018, y que À Punt no recibía hasta el pasado mes de mayo publicidad a través de Forta (Federación de Organismos de Radio y Televisión Autonómicos).

En la misma línea, el presidente de la CVMC ha hecho énfasis en la vocación de servicio público de À Punt y su "regulación estricta", con límites a la publicidad en horario infantil y prohibición tanto de publicidad de juegos de azar como de patrocinios, entrevistas patrocinadas o espacios como la 'teletienda'.

De cara al cierre de 2019, confía en superar "con tranquilidad" la previsión de un millón de euros de ingresos por publicidad, que ha recordado que se estableció en una cantidad "bastante más baja" que la del primer año "para no cometer errores". Ha puesto como ejemplo que el último trimestre de 2018, en coincidencia con la campaña navideña, habría representado el 80% de ingresos del año si se extrapolara a la previsión, si bien ha reconocido que no es un cálculo real.

Durante el debate, tanto PSPV como Ciudadanos (Cs) han apoyado la necesidad de abrir el debate sobre un cambio de modelo en À Punt, mientras que Compromís ha lamentado que la Sindicatura de Comptes obvie en su informe que estuvo seis meses sin ingresos por publicidad en 2018 porque se puso en marcha a mitad de año. Podem ha abogado por replantear los ingresos para "no depender exclusivamente de la publicidad", siguiendo el ejemplo de RTVE.

À PUNT, "EN EL DESFILADERO Y RODEADA DE INDIOS"

De la oposición, el PP ha criticado que Les Corts "tengan que votar a favor o en contra de cumplir la ley" y ha asegurado que "el Consell Rector tendría que cesar por responsabilidad". Cs ha insistido a Soriano que deje claro si "va a dejar el marrón" a su sucesor, advirtiendo que À Punt está "en el desfiladero y rodeada de indios" y que los consejeros actúan como "unos niños con botas de lluvia que pisan una y otra vez los mismos charcos". Y Vox ha exigido que las previsiones de ingresos sean realistas ante unas audiencias "irrisorias" y un dinero que "es de todos los valencianos".

En la comisión de radiotelevisión también han comparecido los candidatos propuestos por los grupos parlamentarios para formar parte del Consell Rector: Marc Pallarés (PSPV), Rosa María Yagüe (Compromís) y Vicente Cutanda (PP). La elección de los tres pasará por el pleno de Les Corts.

Contador