Actualizado 17/12/2013 19:57:09 +00:00 CET

Trabajadores del IVAC rechazan el ERE de CulturArts porque "desmantela lo poco que quedaba" de la institución

Filmoteca Valenciana
EUROPA PRESS

VALENCIA, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

Trabajadores de la Subdirección General de CulturArts-IVAC han rechazado este miércoles el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que finalmente afectará a 56 empleados del holding, al considerar que "desmantela lo poco que quedaba del extinto IVAC tras su progresiva reducción de recursos humanos desde hace dos años" y el "vaciado de funciones al que ha sido sometido".

En una carta abierta, denuncian que esa medida "vulnera el sentido del acuerdo" votado en las asambleas celebradas en julio, que se aprobó con el reconocimiento de la "prioridad de permanencia de los trabajadores que hubieran ingresado tras superar el correspondiente procedimiento selectivo de concurso oposición, siguiendo los principios de igualdad, mérito, publicidad y capacidad".

En concreto, señalan que el hecho de que se vaya a despedir a 13 trabajadores fijos de CulturArts "supone casi el 50 por ciento de la afectación forzosa del ERE", en lo que consideran "un incumplimiento clamoroso del acuerdo votado de buena fe".

Los trabajadores del IVAC se oponen asimismo al reparto proporcional de los despidos por las distintas subdirecciones dado que, a su juicio, "rompe el principio de que se trataba de un único ERE para un único organismo (CulturArts) y vulnera los derechos de los trabajadores laborales fijos, que llamativamente pertenecen sólo a las áreas de Teatres e IVAC", apostillan.

Además, inciden en que la aplicación de ese criterio distributivo "perjudica a los trabajadores de CultuArts IVAC muy por encima del personal de las demás áreas", con "entre el 20 y el 25 por ciento del personal despedido en las demás áreas" frente al "más del 40 por ciento que ahora se despide del antiguo IVAC".

Mantienen, en este punto, que "lejos de ser este un ERE modélico, resulta totalmente fraudulento respecto a los trabajadores" y "desmantela lo poco que quedaba del extinto IVAC".

Al respecto, advierten de que "según este modelo, no van a quedar empleados públicos suficientes ni para sus minimizadas funciones" tras más de 25 años de servicio a la sociedad valenciana desde que se creó la Filmoteca.