Publicado 23/02/2015 18:07CET

Tres acusados aceptan casi 2 años de cárcel por estafar 4 millones a un centro budista con un invento para cerrar latas

ALICANTE, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

Tres acusados han aceptado este lunes sendas penas de un año y nueve meses de prisión y multas de 720 euros tras reconocer que estafaron 3.924.376 euros a fieles de un centro budista ubicado en Pedreguer (Alciante) con la venta de participaciones en los futuros beneficios de un invento consistente en un sistema para cerrar latas una vez abiertas, según han informado fuentes judiciales y de la Fiscalía.

El ministerio público ha retirado la acusación para una cuarta procesada, que será por tanto absuelta. El acuerdo alcanzado entre esta parte, las defensas y las acusaciones particulares ha hecho innecesaria la continuación del juicio, debía celebrarse en la sección tercera de la Audiencia Provincial de Alicante en sucesivas sesiones hasta el próximo 27 de marzo debido a la citación de unos tres centenares de víctimas.

Los procesados Genoveva M.C., su pareja Klaus Dieter W.Z. y José Manuel Jesús S.R. se han declarado culpables y, además de la pena de cárcel, se han conformado con una multa de 720 euros cada uno y se han comprometido a indemnizar a los perjudicados, según las citadas fuentes.

Esa indemnización será fijada en la ejecución de la sentencia y será abonada a los afectados a partir de los bienes embargados a los sospechosos por el juzgado de Dénia que investigó los hechos y las fianzas que estos abonaron en su día, aunque al parecer únicamente cubrirá un 60 por ciento, aproximadamente, de la cuantía total del fraude.

La Fiscalía solicitaba inicialmente penas de ocho años de cárcel para los dos miembros de la pareja encausada que se ha confesado culpable y nueve años para José Manuel Jesús S.R. No obstante, la acusación pública ha aceptado rebajar su petición de condena hasta el año y nueve meses de cárcel para cada uno de estos tres estafadores confesos al aplicarles las atenuantes de dilaciones indebidas y reparación del daño.

La oficialización de la conformidad de los acusados con el delito de estafa ante el tribunal se ha tenido que retrasar después de que una de ellos, Genoveva M.C., sufriera un desvanecimiento en los pasillos de la Audiencia Provincial y tuviera que recibir asistencia sanitaria. Los médicos han comprobado que había sufrido una bajada de tensión, aunque la procesada se ha recuperado.

INFLUENCIA ESPIRITUAL

Los hechos enjuiciados ocurrieron a partir de 2004. Según la Fiscalía, el director del templo budista de Pedreguer, José Manuel Jesús S.R., se "prevalió de la influencia espiritual" que ejercía sobre sus seguidores y les convenció de que los "maestros del karma apoyaban el negocio" de la patente del cierralatas.

De esta manera, formalizó contratos con al menos 350 perjudicados por los que cada uno de ellos aportaba 3.000 euros a cambio de la cesión de un 0,5% de los beneficios del invento o bien 6.000 euros por el 1%.

Ese invento era idea del matrimonio, que inscribió a través de poderes otorgados a su hija, con respecto a la que la Fiscalía ha retirado hoy la acusación, tres solicitudes de patentes bajo los títulos "sistema de apertura para botes y latas", "hilo-abridor para apertura y cierre" y "sistema de apertura para botes y latas con vertedor de arco".

El 7 de abril de 2004, Genoveva M.C. y Klaus Dieter W.Z. formalizaron ante un notario un documento a favor de José Manuel Jesús S.R. para cederle, a cambio de 3.000 euros el 50% de los beneficios comerciales que depararan en el futuro las patentes solicitadas.

Este último, "guiado por idéntico ánimo de obtener un ilícito beneficio patrimonial y siempre en connivencia con los demás acusados, abusó de su condición de director del centro budista", de acuerdo con el escrito de la acusación pública, para firmar contratos con 350 fieles, aunque las patentes nunca fueron concedidas por el organismo público que las gestiona.

Para leer más