València ya tiene su street food market, el Mercado San Valero

Mercado San Valero
MERCADO SAN VALERO
Publicado 19/10/2018 15:24:37CET

VALÈNCIA, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Mercado San Valero ha abierto sus puertas en el barrio de Russafa de València como "primer street food market" de la ciudad. Con una decena de puestos de gastronomía, barra y vinoteca, este espacio nace para "innovar, experimentar y divertirse".

Ubicado en el número 21 de Gran Via Germanies, el espacio presenta un "espíritu callejero y una estética inspirada en los mercados de Nueva York, Londres, Amsterdam o Berlín". Está diseñado como una auténtica prolongación de la calle, con su suelo de adoquines que recuerda las vías peatonales y grandes ventanales que lo abren al exterior.

Este mercado alberga diez puestos de gastronomía variada y especializada, basada principalmente en el producto manufacturado, aunque también lo hay en estado puro, pero en cualquier caso "listo para tomar en las zonas comunes o mientras se sigue el camino por la ciudad", destacan los responsables del proyecto. La oferta se completa con una barra y una vinoteca en las que maridar los platos elegidos.

Como ha destacado en la presentación de la iniciativa el gerente del Mercado, Víctor Romero, "es un lugar ideal para recorrer sus rincones, dar una vuelta entre los puestos y elegir entre el mejor producto fresco, preparado en el momento y de forma artesanal.

En el Mercado San Valero "se puede hacer un viaje gastronómico alrededor del mundo disfrutando de la originalidad de los platos propuestos, un precio asequible y la rapidez en el servicio".

PUESTO A PUESTO

Pensado para amantes de la buena mesa, del producto fresco y de calidad, de los ingredientes especiales, los sabores sorprendentes o las recetas secretas, San Valero es un mercado diferente.

Así, está pensado tanto para personas "naturaleza carnívora, las que apuestan por los clásicos, gourmets, healthy y veggies, los más golosos o los fans de la fusión de sabores". "En este mercado hay sitio para todos", inciden.

En su oferta se encuentra la Aguacatería Club, "el reino del aguacate", cocinado y presentado de mil y una maneras: gajos de aguacate y langostinos rebozados en panko; papa asada rellena de puré de aguacate, tomates secos, queso ahumado, maní frito y salsa Mery o quinoa con lentejas guisadas con calabaza y aguacate, cubiertas de huevo pochado y naranja.

Biendetapas es el puesto de referencia de la gastronomía típica valenciana en el mercado con productos de la tierra y arroz con denominación de origen para elaborar las mejores tapas de bodega, como los figatells de la Marina o las cocas de Dacsa y unos insuperables arroces, que en este puesto encontrarás de todo tipo.

Por su parte, Vaca ofrece la mejor selección de carne roja procedente de los pastos de León con platos como un bocadillo de steak tartare o el de guisado de carne; mientras que en IAOU le dan la vuelta al huevo, como reza su lema, en este puesto reina el producto de huerta y los huevos de granja, en múltiples versiones.

Las mejores recetas de la cocina callejera de México y Asia se encuentran en Taro, donde se vende pan Bao de rabo de toro con mayonesa de chipotle o aguachile de lubina con mango, jengibre y habanero.

Asimismo, Mangiamo! es un referente en València que llega al Mercado para reescribir el concepto de la "pizza auténtica" y ofertar una "cuidada" selección de pastas, lasagnas y postres. Ostrarium cuenta con una amplia carta de ostras, salazones, caviar y conservas del mar y en POKE BROS.co se da la oportunidad de viajar hasta Hawaii, de donde llega el Poke Bowl, un bol de pescado crudo marinado, sobre una base de arroz o quinoa, acompañado de ingredientes frescos como las algas o el pepino.

Este abanico culinario se completa con Solo del Mar, con platos como pulpo a la brasa, cigalas salteadas, gamba salada, brocheta de atún o ventresca de emperador con pisto; y La Guinda es el sueño de los más golosos, con una carta de dulces que incluye, entre otros, la carrot cake con frosting de lima; tarta de almendra y naranja, o los vasos de puro chocolate, limón y merengue o manzana caramelizada.

Víctor Romero ha subrayado que, además, el Mercado San Valero será un espacio vivo, ya que "cada día sucederán cosas diferentes". "A partir de noviembre, la oferta gastronómica se complementará con una amplia programación pensada para todos los públicos, como catas, maridajes, eventos musicales y culturales".

Contador