Publicado 11/08/2021 13:42CET

Vecinos exigen que se "cumpla lo acordado" con las familias de la Cruz Cubierta o volverán a parar el desalojo

Edificios en riesgo de derrumbe en el barrio de la Creu Coberta de València.
Edificios en riesgo de derrumbe en el barrio de la Creu Coberta de València. - Jorge Gil - Europa Press

   VALÈNCIA, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La entidad vecinal Construyendo Malilla ha reclamado que las instituciones "cumplan con lo acordado" para ofrecer una solución a las familias afectadas por el derribo de dos inmuebles en la Cruz Cubierta de València o, de lo contrario, volverán a parar el desalojo. "Esta gente no puede quedarse en la calle con menores".

   Así lo ha asegurado a Europa Press una portavoz del colectivo, Joanna Giménez, en la concentración que ha tenido lugar este miércoles a las 11.00 horas en la Plaza del Ayuntamiento de València. Los asistente a la protesta han coreado lemas como 'Vecina, despierta, desahucian en tu puerta' o 'No puede ser, gente sin casa y casa sin gente'.

   El pasado 3 de agosto, tras una reunión en la que participaron, entre otros, la concejala de Servicios Sociales del Ayuntamiento de València, Isabel Lozano, la directora general de Emergencia Habitacional, Pura Peris; y el secretario autonómico de la Conselleria de Vivienda, Alejandro Aguilar, se afirmó que los afectados por el desalojo que ha de llevarse a cabo de los edificios de la calle Manuel Arnau de València, que se encuentran en peligro de derrumbe, tendrían "alternativas habitacionales de aquí al 12 de agosto", plazo que se cumple mañana.

   Sin embargo, desde Construyendo Malilla piden que se alargue el tiempo en el que las familias pueden continuar en sus actuales viviendas hasta que "encuentren una solución", ya que, según recalcan, "solo una de las 33 personas afectadas ha conseguido una alternativa".

RESPUESTA "INVIABLE"

   En este sentido, Giménez lamentado que, después de la reunión con los representantes institucionales, se hayan "excusado" porque "prometieron unas cosas que no se han cumplido". Ha denunciado que la solución que se les plantea es que las familias afectadas busquen por su cuenta un alquiler, cuando la portavoz vecinal advierte de que ellos ya alertaron de que era una respuesta "inviable", puesto que los vecinos "no tienen ingresos suficientes o están en paro".

   No obstante, ha afirmado que, a pesar de esto, los afectados buscaron alquileres, pero en València han crecido los precios "mucho este año" y por eso dejaron claro, a través de servicios sociales, que "no era una alternativa" y que se lo toman como "un chantaje".

   La respuesta que les dan desde el consistorio es que no cuentan con más pisos sociales, algo que Construyendo Malilla cree que "probablemente sea cierto", pero entonces consideran que se encuentran con "un problema de base porque no ese está dando la asistencia social que requiere la ciudadanía en estos momentos de crisis en los que cada vez hay más necesidad y la brecha social es más grande".