La Junta de Andalucía muestra su deseo de que los restos mortales de Antonio Machado regresen a Sevilla

Publicado 23/02/2014 12:43:53CET

SEVILLA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Luciano Alonso, ha expresado su deseo de que los restos mortales de Antonio Machado regresen a Sevilla, su ciudad natal, en el marco de los actos conmemorativos del 75 aniversario de la muerte del poeta que se han celebrado en Colliure (Francia), donde ha recordado "esos días azules y este sol de la infancia" de sus últimos versos. "Como andaluz y como consejero de Educación, Cultura y Deporte, me gustaría que volvieran sus restos a Sevilla, a la ciudad que le vio nacer en aquel patio de su autorretrato, con el huerto claro y el limonero de la casa de Alba", ha señalado.

Sin embargo, según ha informado la Junta en un comunicado, Alonso ha precisado que "antes deberían recuperar allí definitivamente su recuerdo", ya que "se necesita que no siga siendo un ilustre extraño entre los vericuetos que llevan hasta la calle de Dueñas, sino uno de los referentes indudables del patrimonio literario sevillano".

A su juicio, "resulta incomprensible" que otra ciudad andaluza como Baeza (Jaén), donde el poeta impartió clases, haya convertido en un "emblema local" su presencia en dicha población, y en el caso de Sevilla, "el nombre de Machado se diluya en el olvido, en la ciudad de Luis Cernuda y de Gustavo Adolfo Bécquer, allí donde sus padres llegaron a ver delfines en el Guadalquivir".

El consejero ha dado las gracias a Colliure, y al pueblo francés en su conjunto, "por acoger a Antonio Machado, por refugiar su sueño eterno y, sobre todo, por mantener su aliento ejemplar, su tumba como un lugar de peregrinación para todos aquellos que persiguen la belleza y que, por lo tanto, también persiguen la justicia".

"Si hoy, 75 años después de su muerte, tanta gente visita a Machado, es porque su espíritu de lucha ha llegado a ser un símbolo de democracia y libertad", ha afirmado Alonso, quien ha reconocido sentirse "orgulloso" de que Colliure "forme parte del mapa sentimental de Andalucía y sea centro de peregrinación para su memoria democrática".

En su intervención dentro de la jornada de homenaje, el consejero ha subrayado que, para España, "Machado no sólo representa una de las mayores cumbres literarias de su historia, sino un símbolo de nuestra memoria histórica, la del hombre comprometido con su tiempo que se rebeló contra la España de charanga y pandereta, que se compadeció de la malherida España y que no quiso que ninguna de ellas volviera a helarnos el corazón".

Así, ha evocado la figura del poeta que "izó la bandera de las libertades y defendió la legitimidad del gobierno republicano hasta los últimos meses de la Guerra Civil". Y en su nombre, "Andalucía ha querido rendir también tributo a muchos otros españoles y andaluces que se vieron abocados al exilio", como María Zambrano, Juan Ramón Jiménez, Manuel de Falla, Rafael Alberti, Manuel Altolaguirre, Emilio Prados, Juan Rejano, Francisco Ayala, Adolfo Sánchez Vázquez, entre otros.

Para el titular de Cultura, "el destierro de nuestro poeta fue también el destierro de las libertades, ahora asentadas en nuestro sistema democrático", tras lo que ha instado a rememorar al escritor junto a "muchas otras personas cuyos nombres no han pasado a la historia, pero que contribuyeron a auspiciar aquella España joven de la resistencia contra la dictadura, que fue capaz de decir, con Antonio Machado, 'el hoy es malo... pero el mañana es mío'".

EL VALOR DE LA CULTURA

Igualmente, Alonso se ha referido a la "preocupación" que el escritor sentía por la decadencia de España y a su apuesta por la educación, por la cultura y por la Institución Libre de Enseñanza como "remedio para sacar al país de la postración".

En este sentido, y en los también "difíciles" tiempos actuales, el consejero ha afirmado que "la cultura debe estar en el centro mismo del discurso social y económico de la nueva sociedad, del futuro que entre todos quieren construir, porque es la seña de identidad de la ciudadanía y garantía de libertad". Como decía María Zambrano, amiga de Machado y exiliada como él, "la cultura es el despertar del pueblo", ha recordado Alonso.

Los actos de homenaje a Antonio Machado en Colliure, donde el poeta sevillano murió el 22 de febrero en 1939 pocas semanas después de haber cruzado la frontera francesa y apenas tres días antes del fallecimiento de su madre, han incluido conferencias, lecturas de poemas, visita a los archivos de la fundación que lleva su nombre, un concierto, un espectáculo audiovisual y hasta un repaso por "las miles de cartas que desde hace años se reciben en el cementerio de la localidad francesa". También se ha depositado un ramo de flores ante la tumba de Antonio Machado y de su madre, Ana Ruiz.

Asimismo, la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, a través del Centro Andaluz de las Letras, ha organizado en torno a la efemérides múltiples actos en las ocho provincias andaluzas. A través de estas actividades, la Junta de Andalucía rememora igualmente el destierro andaluz y difunde la importancia de la figura de los escritores del exilio.