Actualizado 29/03/2012 20:25 CET

Los trabajadores del Teatro Real dan un plazo de 50 días a la dirección para que negocie sus sueldos

Trabajadores Del Real Manifestándose Frente Al Coliseo
EUROPA PRESS

MADRID, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

Más de un centenar de trabajadores del Teatro Real se han concentrado esta tarde frente a las puertas del coliseo madrileño para apoyar la huelga general y mostrarse contra la reforma laboral del Gobierno pero, sobre todo, para manifestarse contra la polémica en torno al millón de euros que la dirección les pide con efecto retroactivo tras no haberles aplicado en su momento el Real Decreto de 2010 que regulaba la bajada del 5% de los salarios de los empleados públicos.

En declaraciones a Europa Press, Iván Ortega, presidente del comité de empresa del teatro, ha manifestado que los trabajadores darán un plazo de 50 días a la dirección para que se siente a negociar con el fin de que la huelga que planea sobre la programación "no sea inmediata" y continúe "el normal funcionamiento". "Ni queremos perjudicar a los artistas que vienen ni a nuestro público por eso damos este plazo que consideramos que es razonable, hasta el estreno del 'Cyrano de Bergerac' el próximo 10 de mayo", ha argumentado.

Al grito de "¡Este teatro es un cortijo!", "No somos funcionarios ni millonarios" o "Alfredo Tejero ¿dónde está el dinero?" (en referencia al anterior administrador del coliseo), los trabajadores entregaban a los transeúntes que circulaban por la Plaza de Isabel II una hoja informativa de la situación que vive este colectivo.

En ella se explica que la dirección reclama a cada trabajador entre 3.000 y 6.000 euros. "No es que los tengamos que devolver, es que nos los van a quitar de nuestras pagas", ha apuntado Ortega quien explica a este respecto que hay trabajadores eventuales cuyo contrato finaliza el próximo mes de junio que además deberán abonar esos 3.000 euros a razón de 1.000 euros cada mes. "Es una vergüenza, no entendemos cómo van a poder vivir con 400 euros", asevera añadiendo además que muchos ya firmaron los finiquitos y aún así la dirección les sigue aplicando esa retroactividad.

Asimismo, se indica que los trabajadores ya acordaron con la empresa medidas de reducción salarial y de flexibilidad laboral cuantificadas en un 12% sobre el gasto de personal. "Aceptamos que nos apliquen las reducciones impuestas por la Ley pero no consentimos que se haga mediante mentiras con retroactividades abusivas", señalan.

A JUICIO, SI ES PRECISO

Los trabajadores, según Ortega, se han puesto en contacto con los sindicatos mayoritarios y han contratado los servicios de un abogado que les llevará el caso ante los tribunales si antes no se llega a un acuerdo. "Todos nos aseguran que la retroactividad que nos exige la empresa no es posible. Si no se dan otras vías, esperamos que por parte judicial se dé marcha atrás a este asunto", ha deseado.

"Por nuestra parte el diálogo está abierto y estamos dispuestos a negociar pero la empresa sólo nos ha dicho que nos reuniremos. Es un momento para no perder tiempo", ha concluido el presidente del comité de empresa.