Cebrián alerta sobre la baja calidad de la información periodística

EP
Actualizado 02/06/2009 18:54:26 CET

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El periodista Juan Luis Cebrián alerta sobre el detrimento de la calidad en la información periodística y sobre el papel "marginal" de los periódicos. Estos son algunos de los mensajes "más tristes" que se desprenden de su libro 'El pianista en el burdel', una colección de ensayos sobre su "amor" al periodismo.

Durante la presentación de este volumen le acompañó el politólogo y escritor Sami Nair. Cebrián entonó 'el mea culpa' y admitió que si hubieran aplicado "coheremente" las predicciones que él hizo en el libro 'La red' hace diez años, "a lo mejor no nos pasarían algunas cosas que ocurren en el entorno donde yo trabajo". "El mirar siempre a corto plazo ha llevado a cometer muchos errores", agregó. Con su libro 'La red' publicado en 1998, Cebrián intentaba analizar las consecuencias políticas, económicas y sociológicas de la nueva cultura digital.

Su nuevo libro, 'El pianista en el burdel' publicado por Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores, repasa la eclosión del periodismo, aliñada de anécdotas, y analiza el papel del periodismo, su relación con la democracia y su papel como garante de la libertad de expresión. En sus páginas, Cebrián también refleja la encarnizada lucha del periodismo contra el poder político, interesado en convertir la información en propaganda. "A quién representan los periódicos -- se preguntó Cebrián-- Los periódicos representan a la élite gobernante o a la élite dirigente", respondió.

CAMBIAR A LOS DUEÑOS DE LOS PERIÓDICOS

"Los periódicos tienen que cambiar y los dueños de los periódicos también", aseguró el ex director de El País, miembro de la Real Academia de la Lengua y consejero delegado del Grupo Prisa, en referencia al cambio de costumbres de los lectores y la llegada de la era digital. En este sentido, subrayó que el 60% de los americanos reciben las noticias a través de Google.

Para Cebrián la cuestión no pasa por plantearse si desaparecerá o no el papel, porque el papel "puede desaparecer o convivir tranquilamente con la red", dijo, sino la cuestión es plantearse cómo mejorar la calidad porque los "procesos industriales y económicos condicionan la calidad de la información", declaró.

UN PASADO CON GRANDES BENEFICIOS

Cebrián recordó cómo los periódicos habían sido "grandes negocios" e "imperios económicos" con márgenes de beneficios "muy grandes" que permitían financiar "cualquier clase de aventura". "Todo esto se acabó", subrayó Cebrián, quien advirtió que la disminución de los beneficios repercute tanto en la inversión de capital humano, por ejemplo a la hora de mandar enviados especiales a un país, y en la "calidad de la información".

En opinión de el ex director de El País, la prensa en España no debe "atrincherarse" y debe participar en un nuevo concepto del periodismo. "El usuario de internet se sienta ante el mundo y en nuestras web deberíamos poner enlaces a otros periódicos", indicó Cebrián porque "el usuario de la Red no tiene nada que ver con los lectores de periódicos", apuntó.

En este sentido, subrayó la relación especial que se establece entre cada periódico y sus lectores e indicó que esta relación tiene que ver con la "identidad", su concepcto de la vida y las "banderas". Asimismo, recordó que detrás de cada lucha por la liberación nacional del siglo pasado hubo un periódico. "Los periódicos forman parte de la construcción de los nacionalismos en el siglo XIX", concluyó.