Galaxia Gutenberg publica el "legado intelectual" de Martín Chirino, el "gran forjador" de espirales

Los Reyes transmiten su pésame a la familia del escultor Martín Chirino
CBA - Archivo
Publicado 14/05/2019 14:32:39CET

   MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

   Galaxia Gutenberg publica el libro 'Martín Chirino. La memoria esculpida', el "legado intelectual" del artista canario reconocido por sus espirales de hierro --y que falleció el pasado mes de marzo-- en el que se descubre la trayectoria del maestro escultor en conversaciones con el periodista Antonio Puente.

   "Fue un gran fabulador y forjador de símbolos", ha recordado durante la presentación de la obra su hija Marta Chirino, quien ha echado la mirada atrás para recordar de dónde venían algunas de las obras más características del artista, como por ejemplo sus espirales.

   "Siendo niño se sentaba en la playa de Las Canteras y miraba el horizonte, preguntándose qué había detrás y si podría modelarlo. A veces, cuando estaba en la playa y soplaba el viento, se ponía a observar los remolinos que formaban y que dieron origen a sus espirales forjadas en hierro, 'leit motiv' de su obra", ha señalado su hija.

   Chirino siempre tuvo por delante algunas máximas que quedan reflejadas en este libro y que marcaron su obra, desde el 'sin pasión no hay vida' hasta el pensamiento de ir 'desde el origen hasta el universo'. "Muy pocos autores son capaces de explicar su obra como lo ha hecho él", ha explicado la editora María Cifuentes.

   Puente ha definido a Chirino como "el espíritu de la contradicción", pero una contradicción que creía necesaria para cualquier artista. "Mezclaba localismo y universalidad, pero también el viento y el hierro, para acabar con espirales que servían tanto de premonición del infinito como de la nada", ha señalado.

   El periodista ha rescatado tres etapas en la obra del autor: desde ese 1 de septiembre de 1955 en el que viajó a Madrid junto a Manolo Millares "con lo puesto y sin nada en el bolsillo" --trabajando en un colegio dando clases por la mañana y por la noche en su obra--, hasta principios de los años 70, que se instaló en Nueva York.

   "Fue una etapa fundamental de conquista, pero también de una soledad increíble. Daba paseos por el Hudson y vivía a kilómetros de Manhattan", ha recordado Puente. Por último, la etapa de los años 80 en las que se revela como gestor, con un papel relevante por ejemplo en el Círculo de Bellas Artes madrileño, del que fue presidente diez años.

LA MÚSICA, UNA ILUSIÓN

   Chirino estuvo hasta los últimos días de su vida muy pendiente de este libro, que "le hacía mucha ilusión". También trabajó hasta el final en su obra, como demuestra una anécdota que ha contado su hija Marta relativa a su último cumpleaños.

   "Él estaba preparando una exposición en homenaje a la música, porque le chiflaba. Días antes de morir fue su cumpleaños y organizamos una celebración familiar, para la que hizo un gran esfuerzo trabajando en terminar su obra 'Violonchelo'. La colocó un paño encima y nos lo enseño cuando entramos, fue muy emotivo", ha destacado.

EXPOSICIÓN Y HOMENAJE

   Este libro supone el pistoletazo de salida para una serie de homenajes y actos que esperan poner en valor la figura del escultor. El primero de ellos, la primera exposición póstuma con su obra, 'Mover el horizonte' en la Galería Marlborough de Barcelona desde el próximo jueves 16 de mayo.

   Esta muestra con once esculturas y una obra en papel recientes, así como cuatro dibujos de 1973, será "continuación" de la última celebrada en Madrid con el autor vivo, si bien con dos piezas inéditas. Además, la hija de Chirino ha desvelado que habrá un homenaje el próximo 4 de junio en el Círculo de Bellas Artes.

Contador