Actualizado 30/03/2019 19:52 CET

273 años del nacimiento de Goya: 11 de sus obras imprescindibles

Francisco de Goya
EP

   MADRID, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

Se cumplen 273 años del nacimiento de uno de pintores españoles más universales. Francisco de Goya y Lucientes nació en Fuendetodos, un pueblo a unos 40 kilómetros de Zaragoza, un 30 de marzo de 1746. Para conmemorar su aniversario, repasamos algunas de las obras más emblemáticas de un artista creador de un estilo propio y precursor de las vanguardias pictóricas del siglo XX.

Francisco de Goya y Lucientes nació en el seno de una familia de orígenes vascos afincada Zaragoza. Hijo de un maestro dorador, el joven Francisco ingresó en la Academia de Dibujo de Zaragoza, dirigida por José Luzán, a la edad de 13 años.

Años después, y movido por su insaciable inquietud artística, decide costearse él mismo un viaje a Italia en el que visita Roma, Venecia o Bolonia absorbiendo las técnicas pictóricas, analizando las cualidades estéticas de los grandes pintores de la época. Regresa a Zaragoza un año después y es entonces cuando, a los veinticinco años, recibe su primer encargo importante: pintar la bóveda del coreto en la basílica del Pilar.

Tras demostrar su pericia, su nombre se hace popular entre la aristocracia aragonesa y no para de recibir encargos de diferentes mecenas que le llevarán a ganar una fama que le llevará hasta Madrid para trabajar en la corte del Rey Carlos III elaborando tapices que decorarán las paredes de San Lorenzo de El Escorial o el palacio de El Pardo.

Estos son, a grandes rasgos, los inicios de una carrera que dejó decenas y decenas de obras sempiternas como El quitasol, sus Caprichos, lass majas, los fusilamientos de El 3 de mayo en Madrid o sus memorables Pinturas Negras.

El artista vivió sus últimos años en Burdeos entre exiliados liberales, acompañado por Leocadia y los dos hijos de ésta siempre enfrascado en nuevos proyectos centrado en el desarrollo de sus litografías y miniaturas sobre marfil. En su recta final vivió durante unos días en París y realizó un último viaje a Madrid. Fracisco de Goya murió en Burdeos el 16 de abril de 1828 a las dos de la madrugada a los 82 años de edad.