Publicado 26/06/2020 12:58:36 +02:00CET

15 años del increíble final liguero en el Buesa Arena

El triple decisivo de Alberto Herreros con el Real Madrid
El triple decisivo de Alberto Herreros con el Real Madrid - REAL MADRID

   MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Este viernes 26 de junio se cumplen 15 años de uno de los finales más increíbles que se han vivido en el deporte español, al menos en el siglo XXI. El Real Madrid de baloncesto se coronó campeón de la ACB cuando lo tenía todo en contra y parecía que el trofeo lo levantaría el TAU Cerámica. Una remontada casi impensable y culminada por el recordado triple de Alberto Herreros.

   El equipo baskonista y el madridista, primer y segundo clasificados de la Liga Regular, estaban disputando una gran final al mejor de cinco partidos que se tenía que decidir en un abarrotado Fernando Buesa Arena. Los de Bozidar Maljkovic golpearon primero en Vitoria, de donde la eliminatoria salió igualada, los de Dusko Ivanovic recuperaron el 'factor cancha' en el tercero, pero hubo quinto partido en Vitoria.

   El favorito era un TAU que por entonces tenía una gran plantilla con Luis Scola, Pablo Priogini, José Manuel Calderón, Tiago Splitter o Arvydas Macijauskas frente a un Real Madrid con Felipe Reyes, Louis Bullock, Axel Hervelle o Antonios Fotsis. El equipo visitante empezó bien y mandando, pero poco a poco se fue atascando y los baskonistas lo tenían en su mano con 69-61 a falta de 50 segundos tras un tiro libre anotado por Scola.

   A partir de ahí, mientras el Buesa Arena ya casi lo celebraba, surgió lo inesperado: triple de Gelabale (69-64), canasta a aro pasado fallada por Scola, canasta de Justin Hamilton (69-66) y pérdida tras el saque de fondo de Prigioni. Quedaban 17 segundos. El TAU hizo falta a Sonko y este sólo anotó un tiro libre (69-67). Sin embargo, la tensión del momento provocó otro error infantil de Splitter en el saque de fondo, que envió directamente fuera.

   De tenerlo casi perdido a poder ganar el partido y el título con 14 segundos, un mundo en baloncesto. Alberto Herreros se situó en la esquina y sin pensárselo lanzó en cuanto el balón le llegó para anotar el triple definitivo (69-70), curiosamente sus únicos puntos en apenas tres minutos en la cancha. Aún quedaban seis segundos y el TAU logró armar un ataque con Calderón lanzando, pero topándose con el tapón de Fotsis que certificó el título madridista. Aquél fue el último partido de un Alberto Herreros, que hoy esperará desde su puesto de directivo del equipo la carambola que necesitan para pasar a las semifinales de la Liga Endesa.

Contador

Para leer más