Baloncesto.- El AXA FC Barcelona homenajeará a Roberto Dueñas antes del partido contra el Alta Gestión Fuenlabrada

Actualizado 03/11/2007 19:35:08 CET

MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

Roberto Dueñas verá mañana cómo el FC Barcelona cuelga en los prolegómenos del encuentro frente al Alta Gestión Fuenlabrada la zamarra con el dorsal 12 a la espalda que vistió durante una década del techo del Palau Blaugrana.

Allí, en lo alto del templo barcelonista, descansará su camiseta junto con las de grandes figuras del baloncesto culé, como Epi, Solozábal o Andrés Jiménez. Será, precisamente, ante el equipo que le descubrió para la práctica del baloncesto en una parada de autobús.

De esta forma, y con sólo 16 años, ingresó en las filas del Fuenlabrada, el equipo de casa, pero fue el FC Barcelona quien le dio la oportunidad de dar el salto en la ACB. Tras estar cedido en la EBA, fue en 1995 cuando dio el salto a la máxima categoría del baloncesto español.

Tal fue su repercusión, que en el 'draft' de la NBA de 1997 resultó elegido en el puesto número 58 por los Chicago Bulls, aún inmersos en la era de Michael Jordan. En el verano de 2001, sus derechos para la liga americana fueron traspasados a los Hornets de Charlotte (hoy New Orleans), pero pese a todo, permaneció en el conjunto azulgrana.

A lo largo de sus 10 años como jugador barcelonista, el que fuera techo de la liga logró seis Ligas ACB, una Euroliga, dos Copas del Rey, una Copa Korac y una Supercopa ACB.

Tras una década, recaló en el ilusionante proyecto del Akasvayu Girona. En la escuadra gerundense tan sólo permanecería una temporada, antes de que sus problemas físicos le llevaran a ser cortado al comienzo de la 2006-07. Un mes más tarde, Aíto García Reneses le rescató para el DKV Joventut, donde llegó incluso a estar cedido en el filial de LEB 2, El Prat, para recuperar su estado de forma.

Finalmente, a los 31 años de edad, sus constantes problemas de espalda, que le acuciaron a lo largo de su fructífera carrera (que incluye la plata en el Europeo de 1999), le obligaron a anunciar su retirada del deporte de la canasta.