Baloncesto.- Bueno y Longin serán dudas hasta última hora en el Caja San Fernando para el partido ante el Granada

Actualizado 05/01/2007 18:25:59 CET

SEVILLA, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El técnico del Caja San Fernando Manel Comas no sabrá hasta el último momento si podrá contar el domingo, ante el CB Granada, con Antonio Bueno y Branimir Longin, ambos lesionados y cuyo concurso dependerá de la evolución que experimenten a partir de esta tarde.

Los dos jugadores no han podido ejercitarse aún en lo que va de semana, y hoy tratarán de incorporarse al trabajo a menor ritmo que sus compañeros, con lo cual podrán comprobar las sensaciones que tienen.

Como se recordará, Bueno sufrió el pasado martes un esguince en el tobillo derecho, precisamente el que le quedaba sano después de la lesión que le tuvo apartado varios partidos de la competición. Por su parte, Longin padece una elongación en el bíceps femoral de la pierna izquierda, producida en un lance del partido del pasado viernes ante el Grupo Capitol Valladolid.

Comas espera que ambos puedan tomar parte en la sesión vespertina de hoy, tras la participación del plantel cajista en la cabalgata de Reyes Magos de Sevilla, aunque el pívot de Vallecas se encuentra inmerso también en un proceso gripal, que le hará ausentarse de la colaboración con dicho cortejo festivo.

Si todo sale bien, volverán a entrenarse mañana sábado junto al resto de la plantilla y viajarán hasta Granada para afrontar el choque del domingo. De lo contrario, el técnico catalán tendría que echar mano de los efectivos del filial de LEB-2, aunque todo hace indicar que al menos uno de ellos podrá ser de la partida en el pabellón municipal granadino.

SERGIO PARRA: "EL DERBI ES CRUCIAL Y SÉ QUE EL EQUIPO DARÁ LA TALLA".

Mientras tanto, el director general cajista Sergio Parra confía plenamente en la disposición de la plantilla para afrontar esta cita ante los nazaríes.

"El derbi es crucial para estar en la Copa de Málaga y sé que el equipo dará la talla. Distintas circunstancias contribuyeron a que se rompiera la buena dinámica que habíamos cogido, con seis victorias consecutivas, pero creo que el choque ante el Grupo Capitol Valladolid marcó un punto de inflexión. Los jugadores saben que la cosa se ha complicado pero que aún está en nuestras manos clasificarnos, por lo que esperamos que den un paso adelante", aseguró.

Y es que la Copa es una meta largamente deseada por la parroquia sevillana, que espera con gran interés el resultado del encuentro ante el Granada.

"Es un partido decisivo para el primer objetivo de la temporada y necesitamos ofrecer la mejor imagen posible", añadió el directivo cajista, quien destaca el buen trabajo que está realizando el club tanto dentro como fuera de la pista.

"El club está trabajando muy bien en todos los ámbitos, no sólo dentro de la cancha. Se ha detectado que había alguna carencia en la plantilla y hemos tratado de paliarla con el fichaje de Tsikitishvili, un jugador de extraordinaria calidad que va a venir después de muchas gestiones de todos los estamentos de la entidad", precisó.

Parra es consciente de que el Caja llegará a Granada tras el entrenamiento matinal en Sevilla mermado por los problemas físicos de varios jugadores, pero cree que la plantilla tiene capacidad para sobreponerse a estos problemas.

"Es verdad que tenemos a varios jugadores tocados y puede que alguno ni siquiera juegue, aunque aun así hay calidad y capacidad de trabajo de sobra para superar esa rémora. Todos están haciendo un gran esfuerzo y ante el Granada pienso que pelearemos a muerte".

El director general cajista, que durante algunos años estuviera vinculado profesionalmente al club granadino, espera que el apoyo de los doscientos aficionados sevillanos que se desplazarán ayude al equipo ante la tremenda presión que ejerce la hinchada local.

"Conozco ese pabellón y va a haber mucha presión para nuestros jugadores; primero por el lógico pique con otro equipo andaluz y además, por que ellos tienen opciones de meterse en la Copa y las exprimirán al máximo. Desde luego va a ser muy complicado, pero también el Caja tendrá a unos doscientos aficionados apoyando. Viajan tres autocares y muchos coches particulares, por lo que la plantilla y el cuerpo técnico no estarán solos en un partido tan importante", concluyó.