Publicado 15/02/2022 20:04

Barça y Real Madrid, obligados a reinar en Granada

Archivo - Pablo Laso y Sarunas Jasikevicius
Archivo - Pablo Laso y Sarunas Jasikevicius - ACB PHOTO / E. COBOS - Archivo

La 'fiesta del basket' vuelve a tener claros favoritos contra el órdago de BAXI Manresa, Río Breogán y UCAM Murcia

MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

La 86ª Copa del Rey de baloncesto se celebra en Granada desde este jueves 17 de febrero y hasta el domingo con Barça y Real Madrid como favoritos, dominadores no solo en España sino en Europa, a llegar al pulso por un título que, eso sí, despierta pasiones.

La fiesta del baloncesto nacional volverá a ser también la de las aficiones, después de que el año pasado, por culpa de la pandemia de coronavirus, el torneo se celebrara sin público en Madrid. La charanga, el ruido, la tensión y la emoción de los ocho colores volverán a las gradas y a las amistosas calles granadinas.

Su Palacio de los Deportes encumbró a Estudiantes y Baskonia en las dos ediciones celebradas hasta ahora, en 1992 y 1995, en la ciudad andaluza. El sueño de la Copa llega siempre intacto entre tapados, sorpresas y revelaciones de temporada, pero los gigantes Madrid y Barça no olvidan el despertador últimamente.

El cuadro culé aterriza en la capital nazarí como vigente campeón tras vencer al eterno rival en su casa. Esa Copa fue el primer título de Sarunas Jasikevicius como técnico azulgrana y muchos buscaron el símil con la Copa que ganó Pablo Laso en el Palau Sant Jordi, también en la que era su primera temporada en el cargo.

El proyecto de 'Saras' echó a andar con un título bajo el brazo y después caería la Liga Endesa, también a costa del Madrid. Se le escapó la Euroliga, en la final ante Efes, pero el Barça recuperó el sitio perdido a nivel nacional e internacional. Ahora, la confirmación va por buen camino, aunque el conjunto madridista no se despega.

El equipo de Laso, que empezó una década dorada en aquella Copa en suelo culé en 2012, no pierde el gen competitivo con el vitoriano y su reconversión pasa este curso por Thomas Heurtel y Guerschon Yabusele. El base es el nuevo socio de Walter Tavares, decisivo a ambos lados de la pista, y el también galo da calidad y músculo.

El Real Madrid terminó primero el corte hacia la Copa, descuidado en su momento reciente, y debutará el jueves (21:30) ante el Río Breogán, un recién ascendido desbocado con Dzanan Musa. El Barça, por el otro lado, jugará los cuartos contra un BAXI Manresa que ya sabe dos veces lo que es ganar a los de Jasikevicius.

Joventut Badalona - Lenovo Tenerife, por la vía madridista, y Valencia Basket - UCAM Murcia, por la parte del equipo culé, son los otros cruces más igualados por las semifinales, mientras que las grandes ausencias en Granada serán Baskonia, el último campeón (2009) que no fue Madrid o Barça, Unicaja o Gran Canaria.

EL CAMBIO DE CICLO Y EL TODO O NADA

El 'runrún' del cambio de ciclo mosquea a los de Laso, más cuando Jasikevicius ha ganado sus seis Clásicos en la capital. La subida de nivel culé tiene como eje al técnico lituano, líder de una plantilla confeccionada con criterio después de mucho tiempo. Con todo, de la irrupción de 'Saras' a los 21 títulos de Laso aún hay trecho.

El de Kaunas sabe lo que quiere, con Laprovittola y Sanli los últimos en llegar y en sacar su mejor versión, y lo está logrando. Sin el MVP del título de 2021, Cory Higgins, el Barça se nutre de Calathes, Mirotic, Davies o Kuric. El campeón debutará el viernes ante un BAXI Manresa que vuelve a la Copa 18 años después.

El Real Madrid también tendrá que abstraerse de ese mano a mano con el Barça que vislumbra la temporada, destinados a verse las caras por cada título. El Río Breogán no conoce la victoria en la Copa, pero con Musa todo parece posible. Es el lema del torneo del k.o, siempre abierto a cualquier paso en falso por un mal día.

Entre Joventut Badalona y Lenovo Tenerife la igualdad se presupone, aunque el pasado fin de semana el cuadro canario ganara ampliamente en Badalona. 'La Penya' está con hambre y en sus colores lleva el ADN de la Copa con ocho títulos, mientras que los canarios, con tres semifinales en cinco años, quieren dar por fin un paso más.

Del mismo modo, Granada se presenta como oportunidad para el Valencia Basket de Joan Peñarroya, capaz este curso de ganar al Madrid y al Barça a domicilio. Los 'taronja' tendrán otro cruce apretado contra un descarado y alegre UCAM Murcia, que eso sí llegará pendiente del último brote de coronavirus.

La magia de la Copa envuelve Granada, destino de mil historias que cambiaron el mundo. Uno de los ocho equipos escribirá una nueva gesta en la capital nazarí, Reino durante siglos, tierra antes de íberos, fenicios, romanos y visigodos, hasta el último baluarte andalusí con su Alhambra por siempre majestuosa.