Actualizado 04/07/2015 02:49 CET

Crespi: "La culpa de la derrota es mía"

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

El entrenador del Laboral Kutxa Baskonia, Marco Crespi, aseguró que la culpa de la derrota ante el FC Barcelona (66-95), en las semifinales de la Supercopa Endesa, es solo suya, además de reconocer la superioridad de los culés, "un equipo campeón".

"Muy claramente el Barcelona es un equipo campeón, que juega serio y que tiene muchos jugadores no sólo con un nivel alto, sino que han jugado juntos la pasada temporada. Ahora no podemos estar preparados. El equipo perdió confianza después del gran primer cuarto del Barcelona y yo entonces intento sostener a los jugadores", espetó.

"Si hay un fallo les digo que es mío, porque el entrenador también debe contener a sus jugadores. Me pongo enfrente de ellos para contenerles, porque todos ellos han puesto algo buen en diferentes entrenos y esto es normal. Si ha habido un fallo, el fallo es mío. Esto servirá de motivación para todos", comentó.

Algo que no evita que el técnico lamente la dura derrota. "Yo sufro porque hemos perdido de 30, pero también perder de 10 o de 5. Eso no cambia nada, cambiará lo que trabajemos a partir de mañana. A este partido no se le podía perder técnicamente o tácticamente. Eso no se puede evaluar. Claro que hemos jugado mal y los jugadores están sufriendo", dijo.

"El golpe debe servir para tener más motivación. Lo que ha ocurrido es realista. Pero no se puede evaluar algo donde no hemos podido trabajar. Las críticas son para mí, porque yo protejo a mi equipo", añadió el preparador italiano del Baskonia.

"Espero un 100% de margen de mejora. No puedo ser adivino, porque hasta después de dos meses no puedes tener un buen proyecto. Si todo sale bien, es suerte, porque con dos entrenos...", finalizó Crespi en rueda de prensa.

Para leer más