El Real Madrid entra triunfal en la Euroliga

Tavares machaca el aro
ACB PHOTO
Actualizado 11/10/2018 22:55:52 CET

El campeón abre la defensa barriendo a Darussafaka

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Real Madrid comenzó con victoria la defensa de la Euroliga al imponerse (109-93) este jueves al Darussafaka en la primera jornada del 'todos contra todos', un estreno al calor del WiZink Center y que mantuvo el arranque triunfal de los de blanco esta temporada.

La Supercopa, en las vitrinas y tres victorias en Liga Endesa dieron paso a una puesta en escena con brillo y triunfo en Europa. Los de Pablo Laso, con Anthony Randolph (16 puntos), Sergio Llull (13 y 8 asistencias) y Edy Tavares (12 y seis rebotes), manejaron de principio a fin al campeón de la Eurocup.

El largo y duro camino a la 'Final Four' que acogerá Vitoria tuvo una primera piedra que no fue tanto. Un quinteto inicial serio con el mencionado tridente dio las dos estocadas que decidieron el encuentro. De inicio un 17-6 y en la reanudación el 69-47 que se hizo ya demasiado pesado para los turcos.

Las ganas de Llull, de regreso tras su pasado curso de lesión, dejan atrás a cualquier rival, y Tavares sigue siendo el techo de Europa. Las pérdidas lastraron a los de Ahmet Caki, a remolque en la peor plaza posible. Después, entra Facu Campazzo con su magia, o Felipe Reyes con la experiencia como grado superior.

Los triples locales mantuvieron en jaque a los de verde y Laso se encargó de evitar la relajación al final del primer tiempo (45-21). Para eso volvió Tavares a la cancha, más un triple de Rudy sobre la bocina con el que se fue ya casi rendido el Darussafaka. La sentencia llegó tras el descanso, con el gigante blanco y Randolph.

El cuadro turco, de regreso a la Euroliga tras un año de ausencia, se mantuvo como pudo con McCallum (16 puntos), Kosut (10) o Peiners (12), pero le faltó fe y juego para dar la campanada. El Madrid recuperó el acierto por momento perdido en el triple y abrió la brecha de la veintena para dar rienda suelta a la rotación con la victoria en el bolsillo y la celebración en el Palacio.

En esa comodidad se movió un campeón que busca emular a Olympiacos, el último capaz de repetir título (2013), y que entró con todo en la exigente fase regular de 30 partidos en ida y vuelta. El último cuarto dejó minutos en especial para Deck y su adaptación, los triples y puntos de Carroll y el mensaje a navegantes del diez veces rey de Europa.

FICHA TÉCNICA.

--RESULTADO: REAL MADRID, 109 - DARUSSAFAKA, 93. (53-38, al descanso).

--EQUIPOS.

REAL MADRID: Llull (13), Causeur (13), Taylor (13), Randolph (16) y Tavares (12) --quinteto inicial--; Rudy Fernández (5), Campazzo (7), Reyes (9), Carroll (14), Deck (2), Prepelic (2) y Kuzmic (3).

DARUSSAFAKA: McCallum (18), Brown (2), Kidd (12), Demir (-) y Eric (8) --quinteto inicial--; Evans (8), Kosut (10), Diebler (5), Peiners (12), Ozdemiroglu (6), Savas (4) y Ozmizrak (8).

--PARCIALES: 25-18, 28-20, 38-31 y 18-24.

--ÁRBITROS: Lamonica, Pastusiak y Panther. Sin eliminados.

--PABELLÓN: WiZink Center, 8.168 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por las víctimas del temporal e inundaciones en Mallorca.