La RFFM defiende sus cuentas presentando una extensa auditoría que ha "fiscalizado hasta el papel higiénico"

Publicado 29/05/2019 12:34:57CET
Fútbol.- FFM
EUROPA PRESS

MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Real Federación de Fútbol de Madrid (RRFM), Paco Díez, ha defendido las cuentas del organismo presentando una auditoría de gestión de 1.100 páginas en la que "se ha fiscalizado hasta el papel higiénico" y con la que ha querido responder a las "informaciones malintencionadas y dirigidas", de las que ha responsabilizado veladamente y sin nombrarlo al presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, al que ha acusado de no querer recibirle después de "siete peticiones".

Díez compareció este miércoles en la sede de la RFFM acompañado de los autores de la auditoría encargada por la Dirección General de Deportes de la Comunidad de Madrid para aclarar las actuaciones económicas de la entidad, principalmente las obras de su nueva sede en Ernesto Cotorruelo, así como otros aspectos. Así, también comparecieron el asesor jurídico de la RFFM, Sebastián de Rivero; el directo de dichas obras, Álvaro Montoya; y el responsable del peritaje externo de las obras, Enrique Delgado.

"Este informe tiene 1.100 páginas, se ha fiscalizado hasta el papel higiénico. Espero que en otros sitios también hagan lo mismo", apuntó Díez, quien espera que con esta auditoría "se acaben todo tipo de informaciones malintencionadas y dirigidas", y avisando de que han "emprendido acciones legales para proteger la integridad de la federación" y de que no les "temblará el pulso" para seguir haciéndolo.

"Si supiera de dónde vienen estas acciones lo diría, pero cuando el río suena, agua lleva", contestó el presidente cuándo se le preguntó por la posible influencia de Rubiales en el requerimiento que "muy poquitos clubes, ni el tres por cien" de los representados en la RFFM le hicieron a la Comunidad de Madrid para investigar la situación económica de la federación. "Estos señores sueltos no tienen el potencial económico, así que tienen que tener detrás el respaldo económico de alguien", deslizó.

"Yo no voté a Rubiales y lo manifesté públicamente. A lo mejor mi posición buena sería haberme callado al decir que no iba a apoyarle, pero a mi edad y en mi situación voy a decir lo que quiero decir. Voy de frente diciendo las cosas. Yo soy gente de paz, esta gente tiene otro estilo de vida que yo no comparto. Hay agravio comparativo. Pido respeto al fútbol de Madrid, no a Paco Díez", lamentó.

Por otra parte, el mandatario quiso "hace pública una situación" que calificó como "no muy normal". "He solicitado al presidente de la RFEF reuniones de trabajo en siete ocasiones diferentes. Las seis primeras ni contestaron y la séptima respondieron que la reunión no podía llevarse a cabo por recomendación del Órgano de Cumplimiento de la RFEF. Es un desprecio al fútbol de Madrid", criticó.

En este sentido, quiso mandar un mensaje a la RFEF. "Que vengan aquí, a su casa, que se informen de primera mano sobre el trabajo que estamos realizando. Mi formación de docente durante más de 40 años me hacen ser una persona de diálogo y consenso. Bastantes situaciones de conflicto tenemos en el fútbol español. El fútbol no se merece eso, se merece un trato diferente", solicitó.

Por su parte, el responsable del peritaje externo de las obras, Enrique Delgado, explicó que la nueva sede de la RFFM "ha seguido el proceso en obras de este tipo", palabras que dejaron "muy tranquilo" a Díez al provenir de una persona externa a la federación.

"No se ha detectado ninguna irregularidad e incluso la diligencia en este proceso ha permitido ahorros en muchas de las partidas contratadas", subrayó Delgado tras realizar un análisis de más de 80 documentos, una inspección sobre la realidad de las obras ejecutadas y una verificación de los precios acordados en las obras, según dijo.