Actualizado 03/05/2007 18:56 CET

Ciclismo.- El T-Mobile rompe su vinculación con sus dos médicos acusados de facilitar sustancias dopantes

BERLÍN, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El T-Mobile decidió hoy romper provisionalmente su vinculación con los doctores Lothar Heinrich y Andreas Schmid después de que la Fiscalía de Friburgo (Alemania) esté investigando su posible relación con el suministro de sustancias dopantes a sus corredores, entre ellos a Jan Ullrich y Bjarne Riis, ganadores del Tour de Francia en 1997 y 1996.

Las denuncias contra los dos galenos aparecen en un libro de Jef d'Hont, un masajista belga que trabajó en el equipo entre 1992-96 cuando la formación se llamaba Telekom y en el que cita que la EPO era suministrada por la Universidad de Friburgo y que los dos implicados administraban esta sustancia prohibida a los ciclistas en las habitaciones de los hoteles.

"Tras discutir con los doctores Heinrich y Schmid, hemos acordado mutuamente romper con sus servicios médicos personales durante el curso de esta investigación", indicó hoy Bob Stapleton, manager general del T-Mobile, que de todos modos aclaró que si los expertos les dejan limpios de cualquier implicación "la cooperación podrá ser continuada".

Desde el equipo germano, se ve con buenos ojos el inicio de este caso y seguirá "de cerca" todas sus evoluciones. "Deseamos seguir el desarrollo de esta investigación independiente y la resolución de las alegaciones no probadas contra la Universidad de Friburgo. Respetamos la necesidad de esta investigación y los derechos de los individuos envueltos en ella", aseguró Stapleton.

Además, el directivo dejó claro que ahora "desarrollarán alternativas" para facilitar el "mejor apoyo médico" a sus corredores y que la formación continuará con su "firme política de tolerancia cero en materia antidopaje y de las pruebas independientes de sangre y hemoglobina", las cuales son realizadas "por profesionales independientes y monitorizadas por un cuadro médico igual de independiente".