Valverde: "Tenemos que desbancar a dos rivales y es una ventaja ser dos"

Publicado 02/09/2019 13:07:55CET
El ciclista español Alejandro Valverde
El ciclista español Alejandro Valverde - TWITTER.COM/LAVUELTA

BARCELONA, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ciclista español Alejandro Valverde (Movistar Team) ha manifestado este lunes que es una "ventaja" para el equipo tener a dos corredores entre los cuatro primeros, con Nairo Quintana líder y él cuarto a 20 segundos, y ha asegurado que intentarán dar el máximo en la contrarreloj de este martes para poder luchar por el maillot rojo en lo que queda de Vuelta a España.

"Tenemos que dar el máximo y si nos sale como en el Giro será fenomenal, porque ganó Richard. Tenemos que desbancar a dos hombres que están muy fuertes, empezando por Roglic, hay que intentar dejarlo solo. Es una ventaja ser dos", manifestó en rueda de prensa en la jornada de descanso en Pau.

Valverde aseguró que, más allá de que en el entorno se hable de una lucha interna entre Quintana y él, o de las quejas públicas en carrera de Marc Soler al tener que esperar al colombiano en Andorra cuando el catalán podía luchar por la etapa, deben de estar "contentos" en el equipo.

"Estamos bien, llevamos dos victorias de etapa, Nairo está primero y yo estoy cuarto y queda por delante una Vuelta todavía muy abierta. Lo que vamos a hacer no es que sea líder uno u otro, tenemos que trabajar conjuntamente para que la Vuelta se quede dentro del equipo. Hay que intentar tanto el uno como el otro lo mejor posible siempre que sea compaginado", argumentó.

El vigente campeón del mundo aseguró que, si la lucha final es entre compañero, no habrá tal pugna. "Entre nosotros, si estamos primero y segundo, no va a haber lucha. Si está primero Nairo, va a seguir primero Nairo y yo segundo. Pero no creo que vaya a ser el caso, hay rivales muy duros como Roglic, que es especialista en la crono y no ha dado señal de debilidad en subida. Y luego está 'Superman', que es un corredor imprevisible que está muy fuerte y será muy peligroso", avisó.

De cara a la contrarreloj entre Jurançon y Pau de 36,2 kilómetros, reconoció que no tiene un perfil malo para ellos, con dos subidas duras y un final exigente. "Espero tener un buen día. No es una 'crono' que se me adapte muy mal, ni a mí ni a Nairo. Es una 'crono' bastante exigente y podemos hacerlo bien, pero al nivel de Roglic será difícil", argumentó.