Leclerc se adjudica una insólita pole en Monza y Sainz saldrá séptimo

Actualizado 07/09/2019 16:35:53 CET
06 September 2019, Italy, Monza: Monegasque Formula One driver Charles Leclerc of Scuderia Ferrari takes part in the first practices of the 2019 Grand Prix of Italy at the Monza Eni Circuit. Photo: -/Photo4/Lapresse via ZUMA Press/dpa
06 September 2019, Italy, Monza: Monegasque Formula One driver Charles Leclerc of Scuderia Ferrari takes part in the first practices of the 2019 Grand Prix of Italy at the Monza Eni Circuit. Photo: -/Photo4/Lapresse via ZUMA Press/dpa - -/Photo4/Lapresse via ZUMA Press / DPA

MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El piloto monegasco Charles Leclerc (Ferrari) ha logrado este sábado la pole, cuarta del año y segunda consecutiva, para la carrera del Gran Premio de Italia, decimocuarta cita del Mundial de Fórmula 1, y saldrá escoltado por los dos Mercedes, mientras que el español Carlos Sainz (McLaren) comenzará séptimo.

   En una de las clasificaciones más raras de los últimos tiempos, con todos los coches salvo los de Sainz y Leclerc sin ser capaces de llegar a tiempo a la última vuelta, el piloto del Principado se garantizó la pole por delante del líder del campeonato, el británico Lewis Hamilton (Mercedes), y el finlandés Kimi Raikkonen (Mercedes). Por su parte, el alemán Sebastian Vettel (Ferrari) encabezará la segunda fila de parrilla, y Sainz, la tercera.

   El polaco Robert Kubica (Williams) inauguró la sesión en un Circuito de Monza repleto de 'tifosi', ataviados de rojo y con ganas de celebrar los 90 años de Ferrari. La 'Scuderia' había dominado las primeras tomas de contacto en el trazado transalpino: Leclerc lideró la jornada del viernes, mientras que Vettel mandó en los terceros entrenamientos libres.

   El monegasco, ganador la semana pasada en Spa, se puso pronto al frente de la Q1, y solo los Mercedes, con Bottas segundo y Hamilton tercero, mantuvieron su ritmo. A falta de cuatro minutos y medio para el final, una avería en el coche del mexicano Sergio 'Checo' Pérez (Racing Point), parado en la tercera curva, obligó a ondear la bandera roja.

   La sesión se reinició sin incidentes y solo el alemán Nico Hulkenberg (Renault) se coló entre el piloto del Principado y el finlandés. Sainz, por su parte, avanzó séptimo a la Q2, que se perdió el holandés Max Verstappen (Red Bull) tras evidenciar problemas de potencia en su única vuelta al circuito.

   La bandera a cuadros en la tanda intermedia dejó a Hamilton como líder con los dos Ferrari tras él, dispuestos a arrebatarle el privilegio en una Q3 que se interrumpió a falta de poco más de seis minutos, justo con Leclerc al frente y después de un accidente de Kimi Raikkonen (Alfa Romeo) en la curva 11.

   La estrategia entró en funcionamiento en la reanudación, con los monoplazas dejando pasar el tiempo esperando que alguien se lanzase a abrir pista. Fue Hamilton, que lideró una caravana que ajustó excesivamente el crono y que provocó una situación rocambolesca.

   La obsesión para no ofrecer rebufo a otros pilotos hizo que solo Sainz y Leclerc fueran capaces de llegar a tiempo para disputar la última vuelta, una circunstancia que garantizó la pole para el monegasco. El madrileño, por su parte, no pudo aprovechar la ventaja y saldrá séptimo.

Para leer más