Publicado 04/02/2021 16:25CET

Competición abre expediente por los gritos racistas a Vinicius Tanque en el Atlético B-Atlético Baleares

Logotipo de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).
Logotipo de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). - RFEF

MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) anunció este jueves que la Jueza de Competición ha abierto un expediente extraordinario por los hechos ocurridos en el partido de Segunda B entre el Atlético de Madrid y el Atlético Baleares tras una denuncia realizada por el Departamento de Integridad del organismo por los gritos de tinte racista que habría sufrido Vinicius Tanque y "por si los mismos fuesen constitutivos de infracción disciplinaria".

Durante este partido del pasado domingo 31 de enero, se profirieron gritos racistas contra el jugador visitante por parte de un sector del público presente en el campo de El Cerro del Espino de la localidad madrileña de Majadahonda, y el Departamento de Integridad "comunicó el inicio de actuaciones ante la gravedad de los hechos" y tras considerar que se "puede haber cometido una infracción disciplinaria.

"Tras la apertura del expediente, se ha nombrado un Instructor, el cual tramitará el procedimiento y practicará las pruebas que estime oportunas, para posteriormente trasladárselas a la Jueza de Competición, que será quien resuelva, sin perjuicio de que pueda dar traslado de dichas actuaciones ante la jurisdicción competente, tal y como determina el Real Decreto de Disciplina Deportiva en caso de presunto delito penal", añadió la RFEF en nota de prensa.

El ente federativo expresó su "absoluto rechazo ante cualquier comportamiento, actitud o gesto de carácter racista o xenófobo" y reiteró "su compromiso de emprender cuantas acciones sean necesarias para su erradicación, como es en este caso la denuncia formulada, a la vez que hace un llamamiento a todos los estamentos del fútbol, para que fomenten y exijan un comportamiento de tolerancia cero ante el racismo en el fútbol y en la sociedad".

El Atlético de Madrid emitió un comunicado el pasado martes donde dejó clara su "tolerancia cero ante el racismo y la xenofobia" y condenó "enérgicamente cualquier expresión de este tipo que hubiera podido suceder" durante el partido, advirtiendo, en el caso de haberse producido, "fue de forma aislada y residual" y que el colegiado "no reflejó nada en el acta", al igual que el informe de la Guardia Civil ni el propio Atlético Baleares, aunque ofreció su colaboración para identificar a los responsables.

En este sentido, el conjunto balear mostró "su profunda decepción" por este comunicado del club madrileño ante lo que catalogó un "caso claro de racismo", que fue recogido por "la retransmisión de televisión en directo del partido y que pudieron escuchar todos los presentes en el Cerro del Espino".

Para leer más