Actualizado 28/06/2007 19:43 CET

Fútbol.- Las peñas de la UD Almería, favorables al nombre de Cajamar para el estadio "que siempre será el Mediterráneo"

ALMERÍA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Algunas de las peñas más representativas de la afición de la UD Almería se mostraron hoy conformes con el cambio de denominación del Estadio Mediterráneo, que pasaría a llamarse Cajamar en virtud de un convenio que ultima el Ayuntamiento con la entidad financiera con el fin de sufragar el coste de las obras de remodelación de la instalación deportiva, que se inauguró en el año 2004.

En declaraciones a Europa Press, fuentes de colectivos como 'El Tomate', 'La Unión' y 'Grada Joven-Almania Sur' coincidieron en primar el beneficio para el club y la ciudad que supondría la materialización del acuerdo sobre "un sentimiento del que no se vive" y cuya presencia entre la afición minimizaron.

En concreto, el presidente de 'El Tomate' --fundada en 1999 y con 120 socios abonados--, Baldomero Titos restó importancia a la desaparición del nombre Mediterráneo, que según señaló "también veíamos raro al principio" y resaltó que el interés de la afición se centra ahora "en buenos fichajes, conocidos o no, y en hacer un buen equipo porque Cajamar --ahondó-- no nos va a garantizar la permanencia".

Más importancia le concedieron a la noticia en el seno de la peña 'Grada Joven-Almania Sur', creada en 2006 e integrada medio centenar de jóvenes hasta 25 años. "Abrimos un post en nuestra web para debatir el cambio de nombre y llegamos a la conclusión de que, para nosotros, siempre será el Mediterráneo", aseguró su presidente, Miguel Ángel Pardo.

"Algo de sentimiento hacia el nombre sí hay pero, al fin y al cabo --continuó-- lo que importa es un mejor estadio y con más capacidad para vender abonos lo que, al final, beneficia al club que pasa de 15.000 asientos a 25.000".

Más crítico se mostró el presidente de 'La Unión', Ángel Díaz, quien achacó la actual situación a una falta de previsión municipal que obliga --ahondó-- "a hacer chapuzas". Sin embargo, Díaz, favorable al convenio desde un punto de vista empresarial, abogó por la unanimidad a la hora de cambiar la denominación al estadio y por un sondeo de la opinión pública.

Tildó, no obstante, de absurdo es apelar al sentimiento y reclamó "coherencia y cabeza en la afición" porque "está claro --concluyó-- que la U.D. necesita un campo con mayor capacidad y que un convenio con Cajamar parece la única forma de plasmarlo".

El Ayuntamiento de Almería y Cajamar están ultimando el convenio para que la entidad financiera subvencione parte de las obras de ampliación que se acometerán en el Estadio de los Juegos Mediterráneos con motivo del ascenso de la U.D. Almería a Primera División.

Según el acuerdo, Cajamar aportaría 3,5 millones de euros para ampliar el graderío del Estadio, construido con motivo de los Juegos en 2005, hasta alcanzar un aforo para 23.850 espectadores, frente a los 15.000 actuales. De ellos, unos 4.000 asientos tendrían que estar listos para el inicio de la Liga. Por otra parte, el propio club está acometiendo la reforma de los palcos para recaudar ingresos a través del alquiler de palcos 'vip'.