Godín: "Las sensaciones por llevar el brazalete son de felicidad, orgullo y de mucha responsabilidad"

Diego Godín
ATLÉTICO DE MADRID - Archivo
Publicado 14/08/2018 16:50:26CET

MADRID, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El central uruguayo del Atlético de Madrid Diego Godín expresó el sentimiento de "felicidad, orgullo y de mucha responsabilidad" por llevar el brazalete de capitán en la final de la Supercopa de Europa que disputan los rojiblancos ante el Real Madrid este miércoles, además de concretar que la Liga de Campeones "es el gran deseo" tanto suyo como del club.

"Las sensaciones por llevar el brazalete son de felicidad, orgullo y de mucha responsabilidad. Este equipo llevamos mucho tiempo trabajando juntos y sacando esto adelante. Hay que intentar seguir ayudando al equipo para conseguir los objetivos del grupo", advirtió el uruguayo en la rueda de prensa previa al encuentro.

La final de la Supercopa de Europa de este miércoles (21.00 horas) en Tallin ante el Real Madrid será el primer partido sin Gabi Fernández en la plantilla colchonera. El antiguo capitán se marchó a Catar para continuar su carrera, cediendo su brazalete al defensor que fichó por el conjunto madrileño en 2010.

"Como dije, es un orgullo ser capitán. Tengo muchísima responsabilidad. Con Gabi tengo continuo contacto, hemos hablado bastante. A todos nos hubiera gustado que estuviera aquí con nosotros, pero tomó la decisión de seguir otro camino. Da igual lo que se haya hablado antes sobre el partido, lo importante será mañana, lo que ocurra en el campo", advirtió.

Tras la Liga Europa conseguida el pasado mes de mayo, el Atlético de Madrid vuelve a ponerse la Copa de Europa como objetivo principal. "Los objetivos personales son los del equipo, que son los más importantes. La 'Champions' es el gran deseo, no solo mío, sino del club", afirmó Godín.

"Intentaremos seguir mejorando, poniéndonos retos y esperando superar lo del año anterior. Estamos en un momento donde están llegando compañeros nuevos y van a mejorar al equipo. Somos muy optimistas y tenemos una gran ilusion por la nueva temporada", aseguró el de Rosario (Uruguay), de 32 años.

El internacional charrúa entiende que "no hay que dar muchos consejos" a los recién llegados para su primera final con la camiseta rojiblanca. "En una final solo se pide que se entreguen al máximo, que sientan la ilusión, el compromiso y las ganas que sentimos nosotros. Tienen mucho que dar con la calidad individual que tienen y por están aquí", añadió.

Además, recordó que su compañero Antoine Griezmann se quedó en el Atlético de Madrid este verano y vuelve de las vacaciones como campeón del mundo con Francia. Para Godín, este detalle le hace llegar con "el ánimo por las nubes, mejor imposible".