Grupo B: La vigente campeona, la competitiva Croacia y la incógnita albanesa en el camino de España

Archivo - 12 July 2021, United Kingdom, London: Italy's Leonardo Bonucci (C) celebrates with the trophy alongside teammates following the UEFA EURO 2020 final soccer match between Italy and England at Wembley Stadium. Photo: Nick Potts/PA Wire/dpa
Archivo - 12 July 2021, United Kingdom, London: Italy's Leonardo Bonucci (C) celebrates with the trophy alongside teammates following the UEFA EURO 2020 final soccer match between Italy and England at Wembley Stadium. Photo: Nick Potts/PA Wire/dpa - Nick Potts/PA Wire/dpa - Archivo
Actualizado: miércoles, 12 junio 2024 18:05

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La selecciones de Italia, Croacia y de Albania serán los escollos de España en el Grupo B de la Eurocopa masculina, con reminiscencias de otros duelos en torneos recientes y con tres gallitos para un corral donde hay cuentas por resolver, amén de la presumible despedida del centrocampista croata Luka Modric al combinado de su país.

Italia, vigente campeona de la EURO, empezó la defensa de su título con una apurada fase clasificatoria. En la primera jornada cayó en casa frente a Inglaterra, el otro equipo con mayor ranking, y luego flojeó ante rivales teóricamente interiores, como Malta y Macedonia del Norte, hasta jugarse las habichuelas contra Ucrania en las jornadas 6 y 10.

Una victoria por 2-1 como local y un empate sin goles a domicilio ante Ucrania favoreció que la 'Azzurra' ocupase el segundo lugar con los mismos 14 puntos que el combinado ucraniano, tercero, y quedase a seis del liderato inglés. Pasado ese susto, los pupilos de Luciano Spalletti han llegado a esta EURO con ganas de reivindicarse en un gran torneo de países después de fallar, por segunda edición consecutiva, a la Copa del Mundo de Catar.

Mientras la Serie A ha reverdecido laureles gracias al Inter, al Milan y a la Atalanta tras la tiranía de la Juventus, su selección nacional ha dado una de cal y otra de arena en los últimos tres años. Conquistar la EURO 2020, segunda de su palmarés, significó para Italia aliviar su situación tras su no clasificación para el Mundial de 2018.

Pero después sufrió varios reveses en sendas 'Finales a Cuatro' de la Liga de Naciones, ambas veces con España como verdugo, y llegó el batacazo de quedarse fuera del Mundial de Catar, debido a su inesperada derrota ante Macedonia del Norte en una de las repescas. Para colmo, luego perdió contra Argentina en la primera edición de la Finalissima.

Esos vaivenes provocaron la llegada de Spalletti, que había hecho campeón del 'Scudetto' al Nápoles tres décadas después, como seleccionador en agosto de 2023 y en lugar de Roberto Mancini. Su bagaje desde entonces ha sido de seis triunfos, tres empates y una única derrota en los 10 partidos dirigiendo a la 'Azzurra' entre partidos oficiales y amistosos. Buenos números para una etapa de templar ánimos y sin regeneración urgente en su convocatoria.

La gran novedad de su prelista fue Nicolò Fagioli, centrocampista de la Juventus y que volvió a tener minutos tras ocho meses sancionado por apuestas ilegales. También destacaba la ausencia de Ciro Immobile, delantero de la Lazio y titular en la final de la EURO 2020. Sin él y sin Manuel Locatelli, Spalletti buscará otra fórmula para revalidar el título conquistado por penaltis en el Estadio de Wembley.

Tampoco estarán otras caras conocidas como Marco Verratti, Matteo Politano, Leonardo Bonucci o Giorgio Chiellini en una lista definitiva sin estrellas de lujo. Hay más brega que talento en un plantel donde Gianluigi Donnarumma es fijo en la portería; los interistas Alessandro Bastoni, Matteo Darmian y Federico Dimarco copan la defensa; su compañero Nicolò Barella y Bryan Cristante se disputan la medular con el nacionalizado Jorginho, y Federico Chiesa aporta frescura a un ataque encomendado a Mateo Retegui o Gianluca Scamacca.

CROACIA SE AGARRA A MODRIC Y A SU CARÁCTER COMPETITIVO

El desarrollo del fútbol croata en las últimas dos décadas ha ido ligado a Luka Modric, faro de una camada exitosa que se ha consumido y de la que casi solo queda él, pero que suele ser un 'hueso' cuando le toca defender el orgullo nacional.

El 'Cruyff de los Balcanes' ha estado al servicio de su país para cada cita importante, espantando los rumores que fechaban su retirada de la selección tras el Mundial de 2022. En aquel torneo catarí, Croacia acabó en tercer lugar, sólo frenada por la Argentina de Leo Messi y dejando en el camino a la favorita Brasil, y demostró que su subcampeonato de 2018 no había sido mera cuestión de suerte. Meses después rozó el título de la Liga de Naciones, pero España se lo negó en los penaltis.

Sin embargo, el conjunto ajedrezado no ha tenido tantas alegrías en las Eurocopas. Su techo actual son los cuartos de final, alcanzados un par de veces, y además en la EURO 2020 se marchó con el sinsabor de caer en octavos ante la selección española a raíz de un partido loco, lleno de goles y con una prórroga de órdago.

El compromiso más reciente de los croatas, segundos en la fase de clasificación tras Turquía, ha sido un amistoso ante Portugal y que saldaron con victoria a domicilio (1-2), incluyendo un tanto del propio Modric y del osasunista Ante Budimir. No hay más representantes de la Liga española que ellos dos en la lista de Zlatko Dalic, donde Dominik Livakovic es el esperado guardián de la portería.

Josko Gvardiol, asentado como titular en el Manchester City de Pep Guardiola, sigue siendo el referente defensivo tanto de central como de lateral. Marcelo Brozovic y Mateo Kovacic son los escuderos habituales de Modric y en la punta Andrej Kramaric puede ser un complemento para Budimir.

LA INCÓGNITA ALBANESA

Dirigida por el brasileño Sylvinho Mendes, exjugador entre otros clubes de RC Celta y FC Barcelona, la selección de Albania parece 'a priori' el rival más débil. Será su segunda EURO tras haber debutado en 2016, viéndose beneficiada por la expansión de 16 a 24 equipos que aplicó la UEFA para la fase final del campeonato.

Eso sí, el cuadro albanés ocupa actualmente la 66ª posición del ranking mundial de la FIFA y sólo Georgia (75ª) aparece más abajo que ella. En la convocatoria del técnico brasileño no hay ningún nombre de postín y destaca la cuantiosa aportación de la Serie A con jugadores más conocidos como Elseid Hysaj (Lazio) o Kristjan Asslani (Inter).

También figura un hombre de la Liga española: Ivan Balliu. El lateral derecho del Rayo Vallecano, nacido en el municipio gerundense de Caldas de Malavella, ha frecuentado las listas de Albania desde que se nacionalizó e hizo su debut con la selección absoluta en octubre 2017.

Más allá de él y del delantero Rey Manaj, quien en su día vistió la camiseta de Granada CF, Albacete Balompié y Barça B, pocos nombres albaneses resuenan en el imaginario colectivo de los aficionados al fútbol en España.

No obstante, su espléndida fase clasificatoria invita a la cautela por parte de De la Fuente, de Spalletti y de Dalic. Con 15 puntos y habiendo encajado una sola derrota después de ocho jornadas, el equipo balcánico concluyó líder de manera no tan sorprendente por delante de Chequia y de Polonia.

Contador

Leer más acerca de: