Actualizado 11/04/2007 01:28 CET

El Manchester apisona al Roma en un recital de los ingleses

MANCHESTER (INGLATERRA), 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Manchester United apalizó al Roma italiano (7-1) en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones, en una auténtica exhibición de los de Alex Ferguson, que sellaron su pase para las semifinales a los once minutos, merced a un gol de Carrick que ya les servía para apear al conjunto romano.

Old Trafford, el teatro de los sueños, lo fue más que nunca, y el público inglés disfrutó de lo lindo con el juego de los 'diablos rojos'. El fútbol de banda, que desplegaron los de Manchester, desorbitó al Roma, que mostró sus cartas desde el primer minuto cuando ya empezó a achicar balones y a sufrir en defensa.

De esta manera, el conjunto inglés mantiene vivas todas sus opciones de volver a conseguir el triplete que ya logró en el año 1999, y accede a las semifinales de la 'Champions', cosa que no hacía desde la temporada 2001-2002, poniendo fin a la mejor participación de la historia de los romanos en la máxima competición europea.

El AS Roma no quiso tener nunca el balón y dio todos los galones a su rival, muy a gusto con la posesión del esférico. El guión lo trajo claramente escrito el equipo italiano, desaparecido sobre Old Trafford, y humillado a medida que avanzaba el choque. Así, el primer susto lo dio Cristiano Ronaldo con dos disparos lejanos y varias internadas por la banda, que causaron mucho peligro.

Sin tiempo para respirar entre ataque y ataque, los romanos se vieron atosigados por más ocasiones del Manchester hasta que llegó el primero de la noche. Un pase del extremo portugués, que volvió a sacar un sobresaliente, lo aprovechó Carrick para pegarle con potencia y subir el gol que hacía falta para pasar la eliminatoria (min.11).

Sin embargo, los de Ferguson quisieron más y no cesaron en su empeño de jugar fácil y de forma agradable para el espectador. El mejor ejemplo fue el segundo gol inglés (min.17). La pelota salió de las botas de Ferdinand, pasó por todo el medio campo local y acabó en los pies de Smith, que la empujó previo fallo de Mexes en el despeje.

LA NOCHE DE CRISTIANO RONALDO

El jugador portugués del Manchester cuajó un partido de esos que siempre se recuerdan. Apeló al espíritu necesario en este tipo de encuentros y tiró de su equipo con la experiencia requerida. El luso, que fue alma y motor de los 'diablos rojos', participó en cuatro de los siete goles de su equipo.

Gracias a su insistencia, lucha y afán por querer deleitar al público inglés, desbordó por banda en la tónica de esta campaña y anotó dos goles. El tercero fue obra de Rooney (min.19) en otro despropósito de la defensa italiana tras centro de Giggs, y el cuarto y el quinto de Cristiano Ronaldo, después de una jugada personal, que culminó con un fuerte disparo (min.44) y tras empujar un balón en la línea de gol (min.49), respectivamente.

El internacional portugués puso la guinda al pastel en una noche redonda para los ingleses que redondeó Carrick y Evra con el sexto y el séptimo. El Roma acabó hundido tras este duro correctivo, que le aleja de su sueño europeo hasta una próxima temporada. El gol visitante fue una mera anécdota. De Rossi consiguió el tanto (min.68), cuando el Manchester ya estaba pensando en su próximo rival europeo, el Chelsea de Mourinho.