Actualizado 17/11/2015 14:05 CET

Exahustivas medidas de seguridad para el 'clásico'

Estadio Santiago Bernabéu
DENIS DOYLE

MADRID, 17 DE NOVIEMBRE (EDIZIONES)

   El partido Bélgica-España no se jugará en la tarde de hoy por alto riesgo de atentado. Las autoridades belgas así lo han decidido. No quieren poner en peligro a ningún aficionado que pudiera asistir, ya que no son capaces de garantizar al 100 por cien la seguridad de los mismos. Aún existe riesgo de que el terrorista huído de París, que se encuentra, posiblemente, en Bruselas, vuelva a atentar.

   En cambio, sí se jugará el encuentro entre Inglaterra y Francia en Londres. Es cierto que el nivel de alerta, a pesar de ser muy alto, no es el mismo que en Bruselas, y que el riesgo es algo menor. Las autoridades inglesas sí se ven capaces de garantizar la seguridad de todos aquellos que se desplacen a ver el partido, por lo que no han visto necesidad de suspenderlo. Será un emocionante partido, no sólo por lo bueno que será el encuentro entre estas dos potentes selecciones, sino por los recientes sucesos ocurridos en París.

   Las medidas de seguridad para ese partido van a ser muy exhaustivas. El cordón policial que se despliegue será muy grande, y tendrán controlada toda la zona y todos los aspectos referentes a la seguridad, tanto dentro como fuera del estadio. Por eso, el partido se celebrará, con todas las garantías. Y será un homenaje fantástico a las víctimas del terrorismo.

   En España pasa lo mismo. El riesgo de atentado en nuestro país es menor, a pesar de estar en un estado de alerta muy importante. Las autoridades policiales españolas se ven con la capacidad, ya demostrada en otras ocasiones, de garantizar la seguridad de todos aquellos que quieran disfrutar de una tarde de fútbol en el Santiago Bernabéu el próximo sábado 21 de noviembre.

   Las medidas que se tomarán para ese partido serán mucho más exhaustivas que las que se han tomado con anterioridad para otros encuentros. Eso desde luego. La Delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, ha afirmado que incluso se registrarán los bocadillos antes de poder entrar en el estadio Santiago Bernabéu. La dotación de policía se incrementará. Todo estará más controlado.

   Con todo esto se quiere conseguir que ningún aficionado se sienta intimidado. La seguridad está garantizada, y aquél que vaya a Concha Espina, podrá disfrutar de una tarde de fútbol espectacular, ya que seguro que tanto Real Madrid como F.C. Barcelona, decepciona. El sábado próximo solo habrá espectáculo futbolístico. Y del bueno. No hay peligro para el Clásico.

Para leer más