Publicado 23/02/2015 17:19CET

El PSOE pide "medidas contundentes" para los cánticos de la grada del Villamarín contra la exnovia de Castro

MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

La portavoz socialista en la comisión mixta de Relaciones con el Defensor del Pueblo, Ángeles Álvarez, condenó este lunes los cánticos proferidos este fin de semana en el Benito Villamarín a favor del delantero el Real Betis Rubén Castro y en contra de su exnovia, pidiendo "medidas contundentes".

Durante el partido del pasado sábado ante el Girona, un grupo de aficionados situado en el fondo sur del estadio comenzó a cantar contra la exnovia del canario, que está acusado de cuatro presuntos delitos de maltrato. "Rubén Castro alé, Rubén Castro alé, no fue tu culpa, era una puta, lo hiciste bien", se pudo escuchar.

Para Álvarez, estos cánticos "alientan la impunidad" e "implican un gesto de tolerancia social hacia un tipo de violencia muy extendida y que cuesta la vida a decenas de mujeres cada año en España", y suponen además "la minimización del problema, la estigmatización de la víctima y la justificación y normalización de las agresiones", demandando "medidas contundentes, la actuación de la Fiscalía y que la legislación castigue la apología machista".

"Esos gritos proferidos en un campo de fútbol pueden verse agravados si no se denuncia y se percibe la indiferencia de las autoridades. Allí se produjo un linchamiento a la víctima que debería generar una alerta sobre el nivel de tolerancia social al sexismo hostil y los delitos de género", denunció la portavoz socialista en un comunicado.

Álvarez reprochó el "silencio inaceptable" y "el compromiso de bajo tono" de la Delegación del Gobierno contra la violencia de género, de la secretaria de Estado Susana Camarero y de los ministros de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, y de Sanidad, Política Social e Igualdad, Alfonso Alonso. "Mal vamos cuando se menosprecia la importancia de que sean los responsables de las administraciones los primeros en asumir ese liderazgo ético y moral frente a la violencia machista", lamentó.

En este sentido, solicitó el pronunciamiento del Betis y la RFEF, y una mayor contundencia al Consejo Superior de Deportes, al igual que sucede frente a actos y actitudes racistas en el deporte, y anunció la presentación de una Proposición no de Ley en el Congreso en la que se pide que el Observatorio contra el Racismo y la Violencia en el Deporte incorpore en su composición a "organizaciones y personas de reconocida competencia en la lucha contra el sexismo".

Para leer más