. El trofeo de la Solheim Cup llega a Sevilla
Publicado 03/10/2022 15:31

El trofeo de la Solheim Cup llega a Sevilla

El trofeo de la Solheim Cup llega a Sevilla
El trofeo de la Solheim Cup llega a Sevilla - SOLHEIM CUP


MADRID, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

El trofeo de la Solheim Cup de 2023, la competición por equipos de golf femenino que se celebrará en Finca Cortesín (Málaga) del 18 al 24 de septiembre del próximo año, ha llegado este lunes al Museo de Bellas Artes de Sevilla, donde ha sido recibido por el consejero de Turismo, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, Arturo Bernal.

Junto a Bernal han estado José María Arrabal, secretario general para el Deporte; Minerva Salas, delegada territorial de Turismo, Cultura y Deporte; Pablo Mansilla, Santiago Urquijo y Miguel Navarro, presidente, vicepresidente y secretario general de la Real Federación Andaluza de Golf; Vicente Rubio, presidente del club de golf Finca Cortesín; y Alicia Garrido e Iñigo Aramburu, presidenta y director general de Deporte & Business, empresa promotora del evento.

Al antiguo Convento de la Merced Descalza, edificio que desde 1835 acoge una de las pinacotecas más importantes de España, tampoco faltaron las cinco embajadoras sevillanas de la Solheim Cup, ya que serán ellas las encargadas de que el trofeo siga recorriendo los lugares más destacados de la capital hispalense.

Frente al trofeo de la Solheim Cup, una copa de cristal fabricada por la firma irlandesa Waterford, Bernal destacó el impacto que tendrá para el turismo y para la industria del golf en Andalucía la celebración de la Solheim Cup 2023. "Va a dejar un poso en el destino, como ocurrió con la Ryder Cup, que 25 años después se sigue percibiendo aquel impulso", indicó.

"Va a suponer un antes y un después en el planteamiento estratégico del golf en España y en Andalucía", señaló, y considera que contribuirá a consolidar a la comunidad "como la casa del golf y del deporte femenino".

Además, explicó que desde el Gobierno regional "se viene trabajando por esta competición desde 2016 y 2017, cuando comenzamos a pensar que sería una buena opción para Andalucía". "Era difícil, con muchísima competencia, pero la organización supo ver la potencialidad de Andalucía como destino preferente y de referencia", manifestó.