Publicado 17/04/2020 11:46CET

Fichajes fallidos: Valentino Rossi y Ducati, un amor imposible

Valentino Rossi con Ducati
Valentino Rossi con Ducati - DUCATI - Archivo

   MADRID, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

   QUIÉN: Valentino Rossi (Urbino, 16-02-1979).

   CUÁNDO: Temporadas 2011 y 2012.

   MOVIMIENTO: De Yamaha a Ducati.

   CONTEXTO: 'Il Dottore', que ya por entonces presumía de un palmarés de nueve títulos mundiales y que ejercía como vigente campeón de MotoGP, anunció el 15 de agosto de 2010 su fichaje por la marca de Borgo Panigale, en plena temporada con Yamaha. Ese mismo curso, una lesión de tibia y peroné le hizo perderse tres carreras, lo que posteriormente facilitaría el campeonato para su compañero Jorge Lorenzo. Tras seis años y cuatro títulos, Rossi abandonaba la fábrica japonesa dispuesto a triunfar en el equipo italiano e intentando repetir su exitoso cambio de Honda a Yamaha. . "Es un gran reto empezar de cero y supone una especial motivación", señaló el día que confirmó su marcha a Ducati, en donde recaló con un tercer puesto en la general final del Mundial.

   RENDIMIENTO: Llegó con dos años de contrato al box de Ducati, que compartiría con el malogrado Nicky Hayden, campeón mundial en 2006 y fallecido en 2017 tras un atropello mientras entrenaba en bicicleta en Cesena (Italia). Ni las ganas ni la ambición bastaron para domar la Desmosedici, con la que no consiguió ninguna victoria durante las dos temporadas que la montó. En 2011, lastrado por la lesión del año anterior y por otra en el hombro mientras hacía motocross, solo consiguió un podio en Le Mans, y acabó la temporada séptimo, la peor desde su año de debut -noveno- y que interrumpía una racha de 14 años consecutivos terminando en el podio final del Mundial. No fue mejor el curso 2012, en el que tras subirse dos veces al cajón -dos segundos puestos- concluyó sexto. Las tensiones con Filippo Preziosi comenzaron a aflorar y Rossi tomó el camino inverso: vuelta a Yamaha. Sin embargo, ese 2013 un jovencísimo Marc Márquez había llegado a la categoría reina para quedarse y, sin saberlo, comenzaba, con su primer título de MotoGP, en camino para emular a 'Il Dottore', su ídolo de siempre y que se convertiría en una suerte de 'enemigo' tras la polémica patada de Sepang.