Esteve: "Entendí que no era suficiente volver al Dakar para participar"

Lidia Guerrero, Lucas Angelini, Esteve, Villabolos y Araceli Ruiz
REPSOL MEDIA
Actualizado 12/12/2017 14:09:10 CET

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El piloto español Isidre Esteve aseguró que está "en el camino y en la dirección correcta" para volver a la elite del mundo del motor y se mostró esperanzado de cara a su participación en el próximo Dakar, al que acude con un coche mejor para "competir de verdad" después de que en la pasada edición se diese cuenta de que no lo era "suficiente volver para participar", apuntando al 'Top 20' como "objetivo".

"Estamos completamente seguros de que estamos en el camino y en la dirección correcta. No ha sido fácil llegar aquí, pero lo que hemos hecho ha sido porque estamos rodeados de personas soñadoras como nosotros. Creemos en el trabajo y no en la suerte, gracias por permitirnos vivir este momento", señaló Esteve en la presentación del Repsol Rally Team este martes en la sede de la compañía energética en Madrid.

Para el ilerdense, "el gran éxito es estar ya aquí". "Lo duro ha sido todo el año, ahora llega lo bueno", admitió. El catalán aprovechó su retorno en 2017 al 'raid' que forma parte de su "vida" para ver si le "sentaba bien con sus cambios de altura y dunas" y tras comprobar que el cojín electrónico le permitió "competir con garantías en el mayor de los test".

Pero ahora ha conseguido volver "con un coche distinto, un planteamiento diferente y una preparación distinta". "Ilusión no nos falta, estamos preparados para competir de verdad", aseveró Esteve, cuyo objetivo es dar "los pasos" que dio cuando compitió en moto, ayudado porque el "automovilismo es el mayor ejemplo de deporte inclusivo".

"Cuando tuve el accidente en 2007 no tenía ni idea de lo que podía hacer, sólo de lo que no podía hacer. Pude volver al Dakar, pero entendí que no era suficiente volver para participar, no me sentía realizado", añadió al respecto.

Por ello, el piloto español ha decido volver a la carrera "para ser competitivos" y con un coche, un BV6 con motor BMW, "de carreras". "Tiene un chasis tubular, el cambio secuencial y con el material de competición como los coches de los que van a luchar para ganar. Plantarte en la salida con lo mismo que los favoritos es genial y nos permitirá aprender y crecer", remarcó.

"EL OBJETIVO SERÍA UN 'TOP 20'"

"Creo que lo tenemos todo y nos permite disfrutar porque ahora podemos saltar y cuando aterrizamos dar gas. Nos permitirá llegar cada día pronto al campamento. La Baja fue un buen contacto a nivel técnico para acostumbrarme la caja de cambios secuencial y Marruecos fue un gran aprendizaje. Hicimos menos kilómetros, pero hicimos los dos sectores de dunas, dos veces cada uno, y el resultado fue genial", subrayó, reconociendo que los "entrenamientos siempre son insuficientes".

De todos modos, Esteve advirtió que es "muy delicado" ponerse una posición, más ahora que hay "30 coches oficiales y pilotos profesionales por delante". "En la primera semana podemos estar luchando entre el 20 y el 30, y el objetivo sería un 'top 20', que significará que habremos sido competitivos sin errores y que seríamos un proyecto que nos permite crecer", consideró.

En cuanto al recorrido, el ilerdense festeja que tanto ASO como Marc Coma hayan devuelto el Dakar "al lugar que merece". "La primera semana por Perú es genial, 100 por 100 de dunas, y creo que habrá una selección importante", analizó. Además, este año se ha pensado "más" en los equipos de asistencia con "dos etapas en bucle", mientras que de Bolivia "la gran dificultad" será las jornadas con una altitud superior a los 4.000 metros.

"La parte difícil está al final con las tres etapas en Argentina en el desierto de Fiambalá, con pocos kilómetros de especial pero muy difíciles y una superespecial donde los 25 primeros de motos, coches y camiones salen mezclados. Es un Dakar más complicado, con dos días más de carreras, pero nadie quiere un Dakar fácil", confesó.

VILLALOBOS: "TENGO PLENA CONFIANZA EN ISIDRE"

Junto a él, estuvo su habitual copiloto, Txema Villalobos, que tiene "plena confianza" en el catalán, con el que bromeó sobre "el único momento diferente" sobre ir con un piloto sin discapacidad. "Cuando pinchamos o hay que bajar a las dunas para sacar el coche voy solo, pero sólo es un poco de tiempo más", apuntó. "Yo le animo y le guardo una botella de agua", replicó con una sonrisa Esteve.

De todos modos, esta segunda tarea será mucho más 'sencilla' en esta edición ya que su coche cuenta con "pistones hidráulicos" que lo levantan lateralmente y puede "ir mucho más rápido" a la hora de sacar la arena, según Villalobos, que conoce "de arriba abajo" un vehículo que se "comporta muy bien" y que tiene una "suspensión mejor que el año pasado y que da más seguridad".

Lidia Guerrero, preparadora física del Repsol Rally Team, es la encargada de recuperar a los pilotos después de cada dura etapa y que vive "un Dakar paralelo bastante duro".

De Esteve, destacó su "tenacidad por volver a competir" y reiteró que su entrenamiento es similar al de cualquier otro piloto sin discapacidad, con la única diferencia del "trabajo compensatorio". "También hay que trabajar bajo fatiga la orientación, que cuando va en coche se acuerde de izquierda y derecha, que eso sí que es un problemilla", agregó sonriente.

Finalmente, en nombre de Repsol, Lucas Angelini, director de la Unidad de Negocio, Lubricantes, Asfalto y Especialidades, recalcó que el patrocinio está unido a la figura de Esteve "como piloto competitivo pero sobre todo como persona y los valores que representa".

"Para Repsol es un gran desafío poder competir en la prueba de motor más dura del mundo, que es un banco de pruebas para nuestros productos. Llevamos más de 45 años en la alta competición y tenemos que diseñar lubricantes a medida que garanticen la máxima resistencia del motor y su máximo rendimiento en condiciones extremas. Estamos convencidos de que esta nueva aventura va a ser un éxito y se van a conseguir objetivos planteados", detalló.

Finalmente, Araceli Ruiz, directora de RRHH y Comunicación de MGS Seguros, patrocinador de Esteve a través de su marca Onyx, declaró que ya llevan "bastante tiempo colaborando" con el catalán, del que alabó su "espíritu de superación como fuente de aprendizaje" y al que le deseó "el mayor de los éxitos en este Dakar y siempre".