Actualizado 02/07/2018 18:35 CET

La próxima edición de la Volvo Ocean Race se navegará en IMOCA 60

Volvo Ocean Race IMOCA
PEDRO MARTÍNEZ/VOLVO OCEAN RACE

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

La organización de la Volvo Ocean Race ha llegado a un acuerdo con la International Monohull Open Class Association (IMOCA) con la exclusividad de utilizar los IMOCA 60 para regatas de vuelta al mundo con tripulación.

Un comité conjunto redactará una sección específica de las Reglas de la Clase para los IMOCA 60 con tripulación, respetando el espíritu y la intención de la asociación, que incluye control de costes, seguridad e igualdad deportiva. La regla relacionada con el número de tripulantes a bordo de la clase IMOCA en la próxima edición se encuentra entre los elementos que se van a evaluar, con el objetivo de mantener la figura del reportero a bordo.

El copresidente de la regata, Johan Salen, explicó que este es "el primer paso en la preparación de la próxima edición de la regata en 2021". "Estamos en el inicio de un proceso cooperativo para poner en marcha los elementos que necesitamos para hacer de la siguiente edición un éxito tanto a nivel deportivo como de negocio", indicó.

"Traer a la regata monocascos con foils de la clase IMOCA motivará a más diseñadores, regatistas y equipos a prepararse para la próxima edición. Asociarse con la infraestructura existente de IMOCA posibilita que el calendario profesional de la vela oceánica se vuelva más unificado y eficiente, lo que ayuda al deporte en su conjunto y ayuda a construir un modelo comercial sostenible para equipos y regatistas", señaló Salen.

La actual edición de la Volvo Ocean Race concluyó el 24 de junio ofreciendo la competición más igualada en los 45 años de historia del evento. Tres equipos comenzaron la última etapa con la oportunidad de ganar el título en la general. Con menos de 10 millas para la meta de las 45.000 millas que ha recorrido de la flota, el resultado aún estaba por decidirse, hasta que el 'Dongfeng Race Team' de Charles Caudrelier se adelantó finalmente a sus rivales para asegurarse una victoria frente a La Haya (Holanda).

El patrón del 'MAPFRE', Xabi Fernández, se mostró ilusionado por el cambio. "Muchos regatistas queríamos volver a la innovación y al diseño, es muy interesante paran nosotros. Conozco bien la clase IMOCA, he dado la vuelta al mundo en uno de ellos. De todos modos esto es el inicio de un largo proceso. Podemos sentir que para los aficionados, que son cada vez más, va a ser muy emocionante también, vamos a tener los mejores monotipos del mundo con lo que va a ser bueno", afirmó.

El acuerdo conlleva que los principales diseñadores del mundo la navegación oceánica participarán en la próxima edición de la regata con el objetivo de crear el monotipo oceánico con tripulación más rápido de la historia.

La asociación con IMOCA también asegurará que los barcos permitan la producción de un contenido mediático de vanguardia, como ha sido el caso en la edición actual de la Volvo Ocean Race. El acceso en directo a los barcos mientras competían en los océanos más remotos del mundo, así como las imágenes de los drones y las historias enviadas por los reporteros a bordo posibilitaron una cobertura innovadora que tuvo como resultado una implicación y una participación de récord por parte de los aficionados.

El futuro de los barcos de la clase Volvo Ocean 65, utilizado en las dos últimas ediciones de la regata, se revelará en las próximas semanas.