Sarai Gascón: "Quiero posicionarme entre las mejores para coger 'carrerilla' de cara a París"

Archivo - La nadadora española Sarai Gascón durante los 100 metros mariposa S9 de los Juegos Paralímpicos de Tokio
Archivo - La nadadora española Sarai Gascón durante los 100 metros mariposa S9 de los Juegos Paralímpicos de Tokio - JAIME DE DIEGO/CPE - Archivo
Publicado: domingo, 22 enero 2023 9:53

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La nadadora española Sarai Gascón tiene claro que quiere posicionarse "entre las mejores" de su deporte en 2023, un año "muy importante por la celebración del Mundial de Manchester (Reino Unido), para "coger 'carrerilla'" de cara a unos Juegos Paralímpicos de París en 2024 en los que sueña con ganar el oro, medalla que le falta y un reto "difícil", pero para el que buscará sacar su "mejor versión".

"Este ciclo paralímpico es más corto, solo tres años. El 2023 será muy importante, tenemos Mundial en Manchester a finales de julio, y ahí se conseguirán las plazas para los Juegos de París. Tenemos que estar muy fuertes e intentar buenas marcas de cara al 2024, con la competición más importante para un deportista", indicó Gascón en una entrevista a Europa Press, tras recoger su diploma como becada por el Comité Paralímpico Español (CPE) y la Fundación Iberdrola España.

Sin embargo, el Mundial de Manchester no es la única motivación para Gascón, que preparará "otras pruebas" en las que tiene "opciones" de éxito. "Nunca hay que dejar pasar oportunidades", recalcó, aunque repitió que su "objetivo es conseguir medalla en el Mundial". "Si puede ser mas de una, mejor. Quiero posicionarme entre las mejores para ya coger 'carrerilla' de cara a París", deseó la nadadora, que tiene el oro olímpico entre ceja y ceja.

"Es la medalla que me falta, sé que es muy difícil, pero por qué no. Yo estoy entrenando para conseguir mi mejor rendimiento, las mejores marcas personales, para dar mi mejor versión. Pero no puedo controlar lo que haga el resto de nadadoras. Ojalá que se junte el buen entrenamiento con la buena suerte y pueda conseguir ese oro", expresó con firmeza.

La nadadora catalana, de 30 años, ya presume de una plata en Pekín 2008, una plata y un bronce en Londres 2012, tres platas en Río 2016 y una plata y un bronce en Tokyo 2020. Además, en 2022 demostró que puede seguir compitiendo con las mejores, coleccionando cinco medallas, dos de plata (200 metros estilos y relevo mixto 4x100 estilos) y tres de bronce (50 y 100 libre y relevo mixto 4x100 libre); todo ello en su categoría de discapacidad física S9 en el Mundial de Funchal (Portugal).

Un ejemplo de que no ha perdido motivación, "a tope" a pesar de llevar en la piscina más de 20 años. "Me han salido nuevas rivales, más jóvenes, yo voy siendo más veterana, algo que también tiene su punto bueno. Intento aprovechar todo lo bueno que he aprendido en estos años, aplicándolo en los entrenamientos y las competiciones para seguir mejorando. Siempre digo que en la natación se decide todo en décimas y voy a intentar hacer todo lo posible para seguir subiéndome al podio", explicó.

Aunque, Gascón reconoció que "a veces la motivación mengua un poco, porque cada año es lo mismo". "A mí me ayuda marcarme objetivos a corto plazo. Por ejemplo, no pensar solo en el Mundial este año, también en que en un mes hay Campeonato de España. También objetivos técnicos, los nervios, y la suma de todo eso me hará tener todo controlado y mantener esa motivación", relató sobre su manera de seguir disfrutando de la natación día a día.

"Siempre que compito en una prueba importante me pongo supernerviosa, es difícil controlar esos nervios, aunque en parte son buenos porque te dan ese punto de adrenalina. Pero te pueden jugar una mala pasada. Llevo 21 años compitiendo y me sigo poniendo nerviosa, nos la jugamos todo en un minuto, es normal que aparezcan esos nervios", afirmó.

Su condición de veterana y su mayor experiencia le permiten valorar la gestión de la natación paralímpica en los últimos años. Y la catalana, que recordó que cuando empezó no existía el Programa ADOP -arrancó en 2004-, destacó la aportación privada de empresas como Iberdrola o AXA. "La Fundación AXA ayuda mucho a las promesas que quieren participar en grandes torneos. Da recursos, crea competiciones, para que los nadadores cumplan sus objetivos", puso en relieve.

Y una de esas promesas de la natación paralímpica española es la almeriense Anastasiya Dmytriv, campeona del mundo de 100 braza con 13 años en el último Mundial. "Me siento reflejada en ella. Yo también empecé muy 'jovencita', con 14 años fue campeona del mundo y le queda un camino larguísimo por recorrer, lo importante es que disfrute, ya es una buena deportista. Que siga alcanzando metas, pero sin ponerse demasiada presión", aconsejó Gascón a la nueva esperanza de la natación adaptada.

Finalmente, la catalana comentó su otra vocación, la enseñanza, ya que ha estudiado Educación Infantil, una formación que ahora quiere complementar como maestra de Primaria. "Siempre pensaba que cuando me retirara no sabría si seguiría disfrutando de mi día a día, pero Educación Infantil me ha encantado. Estuve seis meses en una escuela y los disfruté muchísimo. Pude compaginarlo bien, aunque fueron meses muy duros", concluyó.

Contador