Actualizado 03/08/2016 21:46 CET

Phelps deja la puerta abierta a participar en unos sextos Juegos Olímpicos

Michael Phelps en su llegada a los Juegos de Río
REUTERS

RÍO DE JANEIRO (BRASIL), 3 Ago. (Reuters/EP) -

El nadador estadounidense Michael Phelps dio a entender que Río de Janeiro podría no ser su despedida de los Juegos Olímpicos, al comentar que está emocionado por la posibilidad de que su hijo pequeño Boomer esté en las gradas para ver las "que serían" las últimas apariciones de su exitosa carrera en unos hipotéticos sextos Juegos.

El tiburón de Baltimore, que se retiró tras Londres 2012 y llamó la atención cuando anunció que volvería a competir en Río, parecía estar bromeando con los periodistas cuando dijo que pensaba extender su carrera en Tokio 2020.

Pero el nadador, el deportista que ha logrado mayor cantidad de medallas en la historia del olimpismo con 22 preseas, que incluyen 18 de oro, dejó la puerta abierta a aparecer por sexta vez en una cita olímpica.

"Que nuestro primer hijo pueda ver -y digo esto solamente en caso de que vuelva- el que sería posiblemente mis últimos Juegos Olímpicos (...) no me critiquen muy duro por un posible regreso", dijo Phelps, generando risas en una abarrotada sala de prensa.

"Tenerlo (a Boomer) viendo las que podrían ser las últimas pruebas de mi carrera es algo que espero compartir, al igual que la experiencia de llevar la bandera estadounidense", comentó Phelps de 31 años.

El Comité Olímpico Estadounidense anunció más temprano este miércoles que Phelps, el primer hombre del país en participar de cinco Juegos, liderará su delegación en la ceremonia de apertura del viernes en el estadio Maracaná.