La final de la Davis se aleja para España

Carreño saluda a Paire tras perder el primer punto en el Francia-España de Davis
REUTERS / BENOIT TESSIER
Actualizado 14/09/2018 19:57:48 CET

MADRID, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

España tendrá muy complicado acceder a la final de la Copa Davis después de comenzar del peor modo posible su semifinal ante Francia, ante la que perdió este viernes los dos individuales con un mermado Pablo Carreño y Roberto Bautista, lo que le deja ya sin margen de error.

 

El equipo de Sergi Bruguera no sobrevivió al primer día en el Pierre Mauroy, pese a tener opciones en el segundo partido, pero ni el asturiano, que cayó claramente ante Benoit Paire (7-5, 6-1, 6-0), aunque estuvo mermado por problemas físicos, ni el castellonense, batallador sin éxito ante Lucas Pouille (3-6, 7-6, 6-4, 2-6, 6-4), pudieron arañar nada positivo por lo que toda la presión ya recae sobre el bando español, empezando por el vital doble de este sábado entre Feliciano López y Marcel Granollers ante Nicolas Mahut y Julien Benneteau.

 

El primer punto del viernes ya evidenció los problemas para una España ya 'tocada' seriamente por la baja de Rafa Nadal. Carreño no pudo dar su nivel y en menos de dos horas se despidió del abarrotado recinto de Lille, 'tocado' en su físico, que le empujó más tras ceder un primer parcial que tuvo en sus manos. No lo consumó y luego el mismo muslo que le dio problemas en el US Open fue otro obstáculo insuperable.

 

En esa primera manga, la peor versión de Paire, un tenista talentoso, pero excesivamente irregular y capaz de lo mejor y de lo peor, se encargó de casi todo. El de Avignon, elegido por Yannick Noah en detrimento de la experiencia de Richard Gasquet, pagó los nervios de su debut y error tras error le puso en bandeja las cosas al español.

 

Carreño, aunque tuvo que salvar un complicado cuarto juego con opción de rotura, se mostró más sólido y fue dejando que los riesgos los tomase el francés. Este entró en uno de sus habituales carrusel de errores y entregó su saque posteriormente y el asturiano, entonces avalado por un buen revés a dos manos, se asentó en la pista.

 

El número uno de los de Sergi Bruguera tuvo incluso dos bolas de set al resto con 5-3, pero no las aprovechó y a partir de ahí el partido fue cambiando aunque aún gozó de una más con 40-30 y su saque. Paire cambió entonces los errores por talento y la presión que debía recaer sobre sus hombros se trasladó al gijonés, que no pudo salvar su servicio y terminó por entregar un set que había rozado con los dedos tras ceder un segundo saque consecutivo.

 

A partir de entonces, y con su muslo ya dándole problema, apenas plantó cara y su rival encontró vía libre para ofrecer su conocido y peligroso mejor tenis pasando de los 19 errores no forzados a sólo 18 más entre los dos siguientes, en los que nunca se vio inquietado. Carreño, 'tocado' en lo anímico y lo físico, sólo fue capaz de hacer un juego.

 

BAUTISTA CAE EN CINCO SETS.

 

La derrota de Carreño dejó todo en manos de Roberto Bautista, pero el número dos español, aunque batalló durante casi cuatro horas con Lucas Pouille, cayó también, en cinco sets en un sí disputado partido, donde el francés supo mantener mejor los nervios de acero en el decisivo quinto set.

 

De todos modos, las cosas comenzaron bastante esperanzadoras. El castellonense saltó tranquilo a la pista y se mostró muy sólido con su servicio. Desde ahí pudo dominar a su rival, algo más nervioso y cuyo inicio no fue excesivamente positivo.

 

Bautista, con una derecha afilada y agresiva, rompió pronto y pudo lograr un segundo 'break' para haberse situado 4-0, pero no lo echó de menos porque no le permitió ningún resquicio al tenista local que sólo pudo evitar perder el set con su saque.

 

Pero tras ese esperanzador 6-3, Pouille mejoró y sus golpes empezaron a hacer más daño. El español aguantó el tipo, pero en cuanto bajó la fortaleza con su saque, el francés encontró su ansiada rotura para ponerse por delante, topándose con la lucha del de Castellón, que recuperó la desventaja con un 'break' y salvando cinco bolas de set antes de caer finalmente en el 'tie-break' (7/5).

 

El golpe no pareció afectar a un Bautista que volvió a dominar y a coger una ventaja inicial en el tercer parcial antes de entrar en un 'agujero negro'. Pouille no lo desaprovechó y le endosó cinco juegos seguidos que le ayudaron a poner el partido muy cuesta arriba para el español.

 

Este, tras un paso por los vestuarios, no se desanimó y volvió a replicar con solidez, otra vez con la fortaleza al servicio como bandera. El castellonense sólo cedió tres puntos con esta arma, clave para sacar partido a sus dos 'breaks' con los que llevó el punto al quinto y definitivo set.

 

Ahí, pese a que las fuerzas ya no eran las mismas, los dos tenistas ofrecieron un gran nivel, pero Pouille manejó mejor la situación en los momentos decisivos. Bautista flaqueó en el noveno juego y entregó de forma fatal su saque al francés, intratable en el servicio en este parcial, para obligar a los de Bruguera a una remontada épica.

 

Por otro lado, la otra semifinal de la competición también está muy encarrilada para Croacia, que domina por 2-0 a los Estados Unidos después de las victorias de Borna Coric sobre Steve Johnson (6-4, 7-6, 6-3) y de Marin Cilic sobre Frances Tiafoe (6-1, 6-3, 7-6).

 

--RESULTADOS.

 

FRANCIA 2 - ESPAÑA 0.

 

Benoit Paire a PABLO CARREÑO 7-5, 6-1, 6-0.

 

Lucas Pouille a ROBERTO BAUTISTA 3-6, 7-6(5), 6-4, 2-6, 6-4.