Granollers debutará en la final con la difícil misión de sustituir a Nadal

Actualizado 12/11/2008 0:08:21 CET

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El barcelonés Marcel Granollers debutará en una eliminatoria de Copa Davis ante Argentina, en la sexta final que disputará España, y lo hará como sustituto del número uno del mundo, Rafa Nadal, que tuvo que confirmar ayer su renuncia por lesión.

Compañero de generación del manacorí, ambos nacieron en 1986, Granollers ha tardado más tiempo en explotar, pero apunta buenas maneras y por ello ha sido incluido en la convocatoria de Emilio Sánchez Vicario para la final en Mar del Plata (21 al 23 de noviembre), donde acompañará a los habituales David Ferrer, Feliciano López y Fernando Verdasco.

Granollers, que ocupa el puesto 56 del ranking ATP, conquistó a principios de año el primer título profesional de su carrera al superar en la final de Houston, sobre tierra batida, al estadounidense James Blake. Además, llegó a cuartos de final en Acapulco, Varsovia y Amersfoort.

Ahora, llega tras una brillante campaña en pista rápida, lo que le ha permitido ganar la partida a Nicolás Almagro, que estuvo frente a Perú, o los veteranos Carlos Moyà y Juan Carlos Ferrero, que sonaban como candidatos a acudir a la cita en el estadio Islas Malvinas.

Granollers ofreció una gran imagen en el Masters Series de Madrid, a pesar de caer en segunda ronda ante el francés Jo-Wilfried Tsonga, después de haberse clasificado tras disputar la ronda previa. Una semana más tarde, volvió a perder en segunda ronda en Basilea y en París-Bercy de nuevo cedió en dicha ronda después de otra fase de clasificación. La semana pasada fue semifinalista en el 'challenger' de Bratislava.

En un principio, el catalán iba a acudir como 'sparring' a la final en tierras argentinas, pero la lesión de Nadal le permitirá ser uno de los protagonistas frente a la 'Legión'. Junto al mallorquín conquistó la Copa Davis júnior en 2002, además, fue campeón júnior de Roland Garros en 2004 en la modalidad de dobles.

Además, es un jugador solvente en los dobles, 59 del mundo, y suele jugar con Santiago Ventura, con el que este año llegó a los cuartos de final sobre la hierba de Wimbledon.