Tenis/Roland Garros.- (Crónica) Nadal se regala una épica victoria contra Mathieu en el día de su cumpleaños

Actualizado 03/06/2006 23:43:00 CET

Rubén Ramírez Hidalgo y Alberto Martín acompañan al manacorí en octavos

PARIS, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Rafael Nadal festejó su vigésimo aniversario con una trabajada victoria ante Paul-Henry Mathieu que le situó en los octavos de final de Roland Garros, donde se encontrará con el australiano Lleyton Hewitt, camino que también siguieron Alberto Martín y Rubén Ramírez Hidalgo.

Nadal tenía marcado la jornada de hoy en su calendario, no porque era la efemérides de su cumpleaños, si no porque arrancaba 'su' particular Roland Garros. Encontraba en Mathieu el primer test serio en su defensa al título, el primer especialista sobre tierra batida.

Mathieu, además, era el nombre elegido por el tenis francés para restañar la afrenta vivida la edición pasada cuando Nadal había cortado de cuajo las esperanzas francesas derrotando, también en tercera ronda, a Richard Gasquet. A reglón seguido la experiencia de Grosjean, disfrazada en 'encerrona', tampoco consiguió superar el muro Nadal.

FRANCIA PREPARA SU REVANCHA.

Francia soñó con una nueva oportunidad y esta llegaba de la mano de Paul Henri Mathieu. El choque demostró desde sus inicios que lo que había en juego era algo más que una victoria. Un primer set que se prolongó durante 93 minutos presentaba el partido como una 'batalla épica'.

Mathieu respondió a las primeas acometidas con solvencia y es que Nadal arrancó con la fuerza que le acostumbra. Ofreció una 'foto' ya habitual en sus actuaciones, la de un 'break' en el juego inicial, aunque contempló algo más inusual, la reacción a reglón seguido de su adversario. En dos ocasiones más llegó a contar en esa primera manga con la ventaja de una rotura, pero no terminó de consolidarla.

Mathieu no perdía el paso de su rival. Por el contrario se rehacía y aguardaba su oportunidad. Llegó en el duodécimo juego para cerrar el set inicial. Era el primer paso del francés para firmar por segunda vez su presencia en los octavos de final de Roland Garros.

El primer paso para dejar finalmente en el purgatorio el 'pecado de juventud', aquella derrota en el quinto partido de la final de la Copa Davis 2002 ante Youzhny que hacía volar la 'Ensaladera' hacia Rusia.

Aunque lo que hubiese supuesto una losa para cualquier otro tenista, fue un nuevo acicate para un Nadal que volvió a mostrarse inmune al desánimo. Recuperó la alegría en su tenis y reaccionó en las tres siguientes mangas que cerró por un idéntico tanteo 6-4, ante un Mathieu que en todo momento ofreció una gran resistencia y nunca bajó los brazos.

UN TROZO DE PLATANO ATRAGANTA EL CAMINAR DE NADAL.

Tan sólo un trozo de plátano puso en peligro el firme caminar del español en su reacción. Sucedió en el décimo juego del tercer set, con el servicio de Nadal y cuando el marcador señalaba un 15 a iguales.

El manacorí detuvo el juego llamó al físio y rápidamente apareció el médico. La alarma saltaba en ese instante. Aunque el motivo de la pausa no era otro que un trozo de plátano que había tomado Nadal en la pausa anterior y que se le había atragantado, impidiéndole respirar con normalidad.

Unos sorbos de agua ayudaron a superar un percance que no consiguió detener a Nadal. Se hizo con el set y pese a la resistencia de Mathieu también con el cuarto y el triunfo después de un nuevo 'break' en el noveno juego. La victoria 56 sobre tierra batida, una racha que parece tener su nueva víctima en el australiano Lleyton Hewitt.

LA REBELION DE LOS MODESTOS.

Aunque la jornada también vio como avanzaban hasta octavos 'Beto' Martín y Rubén Ramírez Hidalgo, dos 'gregarios' de la 'Armada' que vivieron su día de gloria, ambos consiguen su mejor resultado en un torneo de 'Grand Slam'.

Al barcelonés, campeón junior en el 96, se le 'esperaba' desde hace tiempo, pero no había tenido fortuna en su periplo por el torneo francés. Rivales como Corretja, Moyá o Ferrero le habían impedido superar hasta esta edición la segunda ronda en Roland Garros.

Este año su victoria en primera ronda ante Andy Roddick le entornó unas puertas que hoy terminó de abrirlas con su victoria en cinco mangas, después de remontar, ante el belga Olivier Rochus, un rival frente al que nunca había perdido.

Por su parte, Rubén Ramírez Hidalgo se impuso en el duelo alicantino de la jornada a David Ferrer, cuarto finalista el año pasado, certificando una buena temporada en donde había dejado por el camino en los torneos previos a rivales como Almagro, Coria o Gaudio.

No pudo redondear la jornada Anabel Medina, con lo que la 'Armada' femenina se quedó sin representantes. La valenciana buscaba la gesta ante la número dos del mundo, la belga Kim Clijsters y aunque ofreció una buena imagen, al final terminó pagando su inexperiencia en este tipo de encuentros.

Tampoco contó con fortuna Virginia Ruano Pascual que su compañera habitual, la argentina Paola Suárez, se quedó en el camino de su quinta 'corona' en dobles al caer ante las rusas Anna Chakvetadze y Elena Vesnina.