Actualizado 28/06/2007 18:25 CET

Tenis/Wimbledon.- Ferrero se clasifica para tercera ronda y Robredo y Ferrer se despiden

LONDRES, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El tenista español Juan Carlos Ferrero se clasificó para la tercera ronda en el torneo de Wimbledon, tercer 'Grand Slam' de la temporada, mientras que sus compatriotas Tommy Robredo y David Ferrer se vieron forzados a despedirse del mítico evento sobre hierba.

El de Onteniente superó al luxemburgués Gilles Muller, verdugo de Óscar Hernández, por 6-4, 6-4, 6-7 (2) y 7-6 (8) en un encuentro que se resolvió después de dos horas y 41 minutos de juego.

Muller, 156 en el escalafón mundial, sobrevivió a base de 'aces' --25 en el partido-- ante el valenciano, que después de encaminar el choque adjudicándose con comodidad las dos primeras mangas, tuvo que emplearse más a fondo en las dos siguientes.

Ceder el tercer set en el 'tie break' no descentró a un Ferrero que necesitó otra muerte súbita para finiquitar al luxemburgués, quien logró 70 'winners' por 36 del valenciano, y cometió 42 errores no forzados --11 Ferrero--.

En la siguiente ronda, el ex número del mundo, se enfrentará al estadounidense James Blake, verdugo en la jornada de hoy del rumano Andrei Pavel, al que ha superado en las dos ocasiones anteriores en que se han medido, ambas sobre pista dura.

ROBREDO Y FERRER, APEADOS DEL TORNEO.

En otro de los encuentros de la jornada, el catalán Tommy Robredo, número siete del mundo, alargó su mala racha en Wimbledon al perder ante el veterano sudafricano Wayne Arthurs, de 36 años.

El de Hostalric, que tan sólo ha llegado a la tercera ronda en 'La Catedral' en la cita de 2003, no logró arrebatar el saque a su adversario en ninguna ocasión y se vio obligado a despedirse.

Por otra parte, David Ferrer sucumbió ante el mayor empuje del francés Paul-Henri Mathieu al caer por 6-3, 6-4 y 6-3 en un choque en que no fue capaz de ser efectivo al resto, así, tan sólo fue capaz de materializar un 'break'.

El alicantino, que nunca se había cruzado con el galo, fue muy eficaz con su primer servicio, pero sólo consiguió 16 'winners' por 37 de su rival. El de Jávea, que el año pasado llegó hasta cuartos, vuelve a sumar una nueva decepción tras caer en tercera ronda en el pasado Roland Garros.