Una beluga bucea en el mar para rescatar un teléfono móvil y lo devuelve a su dueña con la boca

Actualizado 08/05/2019 18:51:03 CET

MADRID, 8 de mayo -EDIZIONES-

Todavía hay personas que dudan de la capacidad de raciocinio que poseen los animales. Algunos no confían en que puedan pensar y mucho menos actuar con lógica. Pero frente a su incredulidad, una realidad cada día más presente. La protagonista de esta última hazaña ha sido una beluga, que no dudó en zambullirse para recoger de las profundidades marinas el teléfono móvil de Ina Mansika, una joven que se había acercado con sus amigas al puerto de Hammerfest, en Noruega, y cuyo móvil se resbaló desde su mochila al mar. 

En declaraciones recogidas por 'The Dodo', Mansika indica que se olvidó de cerrar el bolsillo de su chaqueta y el teléfono cayó al océano. Además señala que lo que más le sorprendió fue que tras la pérdida del aparato y el avistamiento del animal, supuso que "se iría para siempre" pero vio cómo se zambulló y "regresó unos momentos después con el teléfono en la boca".

El vídeo, subido a la cuenta de instagram de Mansika, @isa.opdahl, comenzó a difundirse masivamente y actualmente cuenta ya con más de 130k reproducciones y más de 1,112 comentarios.

LA LEYENDA QUE CORRE ALREDEDOR DE ESTA 'FAMOSA' BELUGA

La razón por la que la joven y sus amigas decidieron ir al muelle de Hammerfest no fue puro azar ya que según indican, esperaron a "tener la oportunidad de dar una palmadita" a la famosa beluga. Pero... ¿Por qué era tan conocida? Según comentan en 'The Dodo', hace un par de semanas, la beluga apareció en las proximidades del puerto con un arnés. Aunque se desconocen los orígenes del animal, se sospecha que fue entrenador por la marina rusa.

Señala 'The Washington Post' que los investigadores comentan que el arnés podría haber llevado armas o cámaras, lo que provocó que se vertieran de nuevo especulaciones sobre un programa de operaciones especiales de mamíferos marinos que se cree que la marina rusa ha estado persiguiendo durante años. Aunque el Ministerio de Defensa de Rusia ha negado la existencia del programa, el mismo ministerio publicó un anuncio en 2016 buscando a tres delfines mulares y dos hembras y ofreciéndoles una recompensa de casi 22,000 euros.

La beluga fue vista por primera vez la semana pasada por unos pescadores noruegos. Según indica 'The Washington Post', este famoso cetáceo, tiene un comportamiento muy bueno que ha permitido a los residentes acariciar su nariz en los últimos días.

Para leer más