Este hombre plantó un jardín en 2 años para devolver la sonrisa a su mujer ciega

Actualizado 18/02/2016 10:31:20 CET
Los señores Kuroki
YOUTUBE
         

EDIZIONES, 18 Feb.

El señor y la señora Kuroki son un matrimonio muy conocido y apreciado en Shintomi, un pueblo de la prefectura de Miyazaki (Japón), donde la pareja aún vive, y donde miles de turistas acuden cada año para conocer uno de los jardines de flores rosas (Shibazakura) más espectaculares e inusuales de la zona y no sólo por la belleza de estas flores, sino también por la belleza de la historia que dio lugar a este increíble jardín.

4

En 1956, al poco tiempo de casarse los señores Kuroki se mudaron a Shintomi para trabajar como productores de leche en el Japón rural con el fin de poder disfrutar, algún día, de una merecida jubilación dándose un viaje por todo Japón. Todo era dicha hasta que la tragedia llamó a su puerta. Debido a una complicación con la diabetes, la señora Kuroki, de 52 años, perdió la vista por completo y desde entonces no fue la misma.

9

Los días pasaban y la mujer cada vez quería tener menos contacto con el exterior hasta el punto de aislarse y deprimirse por completo, encerrándose en su domicilio familiar.

3

Un buen día, el señor Kuroki centró su atención en una flor de color rosa en su jardín y se le ocurrió que la belleza de las flores no sólo se pueden experimentar a través de la vista, también del olfato. Si crease un jardín lleno de flores, pensó, su mujer podría disfrutar de su belleza, del aire libre y tal vez de personas que vengan a visitarlo.

7

Dos años de duro trabajo y miles de semillas de Shibazakura después, las flores de su casa se convirtieron en un hermoso mar de color rosa.

5 2

Ahora, una década más tarde, el jardín atrae alrededor de 7.000 turistas al año que vienen en marzo/abril a conocer al matrimonio Kuroki y a comprobar con sus propios ojos lo que le devolvió la sonrisa y las ganas de vivir a la señora Kuroki.

10

Previa YoutubeCargando el vídeo....