Actualizado 03/12/2015 09:26 CET

Primitive Technology: el canal de YouTube que hace cosas de la nada en la naturaleza

Primitive Technology
YOUTUBE
 

DESCONECTA, 02 Dic.

Elaborar herramientas haciendo chocar piedras, utilizarlas para cortar madera o construir una choza con ramas y barro y rematarla con una chimenea funcional son algunas de las cosas que tuvieron que hacer nuestros antepasados para sobrevivir en la naturaleza salvaje y son algunas de las cosas que podemos encontrar en Primitive Technology, un canal de YouTube de lo más curioso.

Con más de 6 meses de antigüedad, Primitive Technology ha surgido de la nada en la esfera donde los vlogs están a la orden del día. Aunque lo que caracteriza a este canal es que no se trata de un vídeo-tutorial hablado sobre cómo hacer una honda o sobre cómo hacer fuego con dos palos, los vídeos que aparecen en él son vídeos de 6 minutos de media -el de máxima duración es de 14 minutos-, sin narración, donde aparece un hombre joven y de complexión atlética usando la tecnología primitiva para recrear el mundo del neolítico en nuestros días.

Cargando el vídeo....

En los 12 vídeos que, de momento, ha subido a YouTube en estos siete meses que tiene de vida el canal -y que suman millones de visitas entre todos- se limita a describir en la caja de información datos sobre lo que ha construido en el vídeo, con qué lo ha construido y cuánto tiempo le ha llevado construirlo. Después de tantos meses, Primitive Technology ha cosechado un gran número de suscriptores y seguidores que se han interesado por conocer quien está detrás o por qué lo hace.

Cargando el vídeo....

Su identidad está muy reservada. Sin embargo, en la descripción del canal encontramos un enlace al blog que completa este curioso proyecto. "Primitive Technology es un hobby en el que hago cosas completamente desde cero en la naturaleza sin utilizar herramientas o materiales modernos. Esa es la regla estricta", dicen las primeras líneas del 'quienes somos' de su blog. "El reto es ver hasta dónde se puede llegar sin usar la tecnología moderna", continúa.

La información de YouTube le sitúa en Far North Queensland, Australia, aunque no vive en la jungla. "También hay que señalar que no vivo en la naturaleza, tan sólo practico ésto como un hobby. Vivo en una casa moderna y como comida moderna. Simplemente me gusta ver cómo mis antepasados construyeron cosas e hicieron cosas".  "Es una buena afición que me mantiene en forma y no cuesta nada -aparte de tiempo y esfuerzo", dice. La información la consigue leyendo libros, buscando por Internet y haciendo pruebas de ensayo y error.

Leyendo los comentarios de los cientos y miles de seguidores del canal, se pueden sacar algunas conclusiones sobre su innegable éxito: el hecho de que no hable en sus vídeos hace posible que un asiático, un africano o un europeo entiendan las instrucciones perfectamente es una, el hecho de enseñar a construir algo del pasado con sus propias manos y que no hable o se regodee de ello -como algunas estrellas televisivas que han tratado el terreno de la "supervivencia"- es otra que cabe destacar.

En definitiva, 'Primitive Technology' es un canal para entrar y curiosear hasta la saciedad.