En un segundo, así es cómo la tecnología de la electroterapia cambió la vida de un marine con severo grado de Parkinson

Parkinson
TWITTER
Actualizado 16/10/2018 14:48:15 CET

EDIZIONES, 16 oct.-18

Un segundo, lo que se tarda en encender un aparato electrónico, es el tiempo que hizo falta para que el protagonista de uno de los vídeos más virales en Twitter de los últimos días, un hombre que perteneció al cuerpo de los Reales Infantes de la Marina británica, ya retirado, con un severo grado de Parkinson, recuperase el control de sus extremidades para poder llevar a cabo la sencilla tarea de beber un vaso de agua o tocarse la nariz con un dedo.

El vídeo fue subido a la red social por el periodista norteamericano Kevin Williams. En él, el hombre de mediana edad, que es incapaz de controlar el temblor violento de su cuerpo para realizar sencillas tareas, es filmado en el preciso momento en que los facultativos que le atienden ponen en marcha el tratamiento que hará que vuelva a recobrar, si bien no el 100% del control de su cuerpo, sí lo suficiente como para poder llevar una vida normal.

El Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa, de progreso lento e invalidante tanto física, cognitiva como socialmente. Se estima que afecta al 1% de la población mayor de 50 años, siendo la media de edad de comienzo entre los 60 y los 65 años.

Actualmente, no se conoce un tratamiento que cure, por así decirlo, la enfermedad de Parkinson; aunque existen tratamientos para paliar las disfunciones que se presentan en las diferentes etapas de este síndrome. Una de ellas es la electroestimulación cerebral profunda.

La estimulación cerebral profunda es uno de los tratamientos más revolucionarios y con unos resultados instantáneos que hacen recobrar la esperanza a estos pacientes. El tratamiento consiste en una intervención quirúrgica en la que se implantan unos electrodos en el cerebro del paciente unidos a una batería de marcapasos que, posteriormente, se activará con un dispositivo electrónico. Estos electrodos estimulan la parte dañada con una corriente continua, de baja intensidad.

Una vez colocado el electroestimulador, la terapia puede ayudar a controlar el Parkinson unos 10 años aproximadamente.

Contador