Policías se movilizan para ayudar a que una niña con una enfermedad rara pase unas Navidades blancas

Actualizado 11/01/2020 8:05:50 CET

Quinn Walker, jugando con la nieve a las puertas de su casa, en Arizona (EEUU) a 3 de enero de 2020.

Quinn Walker, jugando con la nieve a las puertas de su casa, en Arizona (EEUU) a 3 de enero de 2020. - SANDEE WALKER - CATERS CLIP

MADRID, 7 Ene. (EDIZIONES) -

Policías, amigos y compañeros de trabajo del padre de una niña de dos años con una enfermedad genética rara han hecho que la pequeña tenga unas Navidades blancas, trayendo nieve esta semana a la puerta de su casa en la calurosa Gilbert (Arizona, EEUU).

La pequeña se llama Quinn Walker y nació con síndrome del corazón izquierdo hipoplástico: no tiene la mitad de este órgano. Ya ha pasado por dos operaciones quirúrgicas a corazón abierto y se enfrentará a una tercera en abril de 2020. Dado su delicado estado de salud, le recomendaron a la familia no realizar ningún viaje navideño a la nieve este año.

El cabo de Policía Mike Bejanaro y la enfermera Melissa Ramos decidieron traer a ella la nieve y para ello contaron con la ayuda de policías, amigos y compañeros de trabajo del padre de la pequeña, ingeniero para el cuerpo de bomberos, según ha confirmado su madre, Sandee Walker, a Europa Press. "Gracias por hacer que la magia suceda", les dice el cuerpo a través de las redes sociales. 

El resultado de la acción solidaria puede verse en este vídeo, donde se muestra el patio delantero de la casa de los Walker cubierto por 5.000 kilos de nieve:

"Esto ha sido tan perfecto y a Quinn le está encantando: ha estado tirándole bolas de nieve a todo el mundo", comentaba Sandee en este vídeo de Facebook. "Estoy muy agradecida a todo el mundo que se ha juntado por mi familia, ha sido increíble", ha añadido.

Geplaatst door Sandee Walker op Vrijdag 3 januari 2020

No es la primera acción que ha impulsado la familia para hacer que la enfermedad de Quinn le resulte más llevadera a la pequeña. Para su última operación, Sandee pidió donaciones a través de Facebook para decorar su habitación con figuras con forma de copos de nieve y capas temáticas de Frozen para los doctores para que la niña se sintiese como su querida Elsa, que también tiene problemas de corazón en la película.

Además, la familia Walker ha abierto una campaña de venta de camisetas para recaudar fondos que cubran los gastos hospitalarios de Quinn y a la que se puede acceder aquí.

Contador