Actualizado 18/02/2015 15:51 CET

Hyvon Ngetich, la keniata que termina la maratón de rodillas, emociona en vídeo

Hyvon Ngetich arrastrándose hacia la meta
Foto: YOUTUBE/KEYETV

DESCONECTA, 18 Feb.

El nombre de Hyvon Ngetich está dando la vuelta al mundo por ser la corredora de la Maratón de Austin (Texas) en demostrar el espíritu de superación, el tesón y la fuerza necesarias para arrastrase hasta la meta de rodillas.

La Maratón y la Media Maratón de Austin reúne cada año a cientos de hombres y mujeres dispuestos a poner a prueba su resistencia y superar todas las barreras, tanto físicas como mentales, que esta prueba representa. La keniata, Hyvon Ngetich, de 29 años, se presentó a la prueba, como muchas otras personas, como reto personal.

La maratón es una carrera de desgaste en la que, tanto el entrenamiento como el espíritu de superación juegan un papel importante para alcanzar la meta. Para Hyvon, llegar a meta supuso mucho más que eso.

Hyvon había conseguido desmarcarse del grupo de mujeres que corrían con ella y encabezar la carrera, pero las fuerzas le empezaron a flaquear a poco más de medio kilómetro para terminar la carrera. Después de tres horas corriendo, la joven deportista se desploma, exhausta, a tan sólo 270 metros de la meta. En seguida, un equipo de voluntarios se acerca con una silla de ruedas para ofrecerle asistencia. Una ayuda que rechaza de primeras, teniendo en mente terminar por su propio pie.

Las cámaras situadas en la meta captaron el impactante momento en que la keniata saca fuerzas de la nada para arrastrarse de rodillas hasta cruzar la línea que indicara el final de la carrera.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

Finalmente, terminó la carrera a gatas en un tiempo de 3:04:03, ocupando la tercera posición en categoría femenina.

El director de la carrera, John Conley, anunció a Ngetich que "había corrido la carrera más valiente y se arrastró hacia la meta de la manera más valiente que había visto en su vida", según KeyeTv. Por ello, decidió igualarle el premio al de segunda posición, para compensarla por el esfuerzo.